3/7/17

LA PALABRA "EDILA" NO EXISTE por Chelo J. Rodríguez

Leo en un periódico, no voy a decir cual no por no citar la fuente, sino por pura y simple venganza por su atroz censura conmigo. Leo, como he dicho, muy indignada, que no feliz, que vuelven a escribir, ya por segunda o tercera vez, la palabra “edila”. Señores y señoras, señoras y señores periodistAs, como sabrán perfectamente, dicha palabra no existe en el diccionario de la lengua española. Y un buen, buena, periodistA, lo primero que debe saber es ortografía, gramática y lingüística.
Espero que no vuelvan a censurarme por manifestarme como mujer NO feminista. Ser mujer, y estoy muy feliz de serlo, NO me obliga a ser feminista. Vivo en un país libre y libre soy de expresar mi ideología social, ¿o acaso estamos en una dictadura otra vez?
Precisamente a mí no me recuerden tanto eso de luchar por la igualdad, los derechos de las mujeres, etc. Yo fui en los años 90, y lo sigo siendo ahora, madre soltera, he sufrido discriminación a todos los niveles, insultos, desprecios y comentarios de todo tipo.
No me hablen hasta la saciedad, que ya cansa, de lo femenino y lo masculino.
El indicativo de género ya lo expresa el artículo o los pronombres, no todos los sustantivos se pueden decir en femenino y en masculino. Respetemos el lenguaje y pasemos a luchar por la igualdad de los derechos (y tener derechos implica tener responsabilidades) en asuntos más importantes y trascendentes para todos, y con mejores resultados.
En nuestro idioma español hay muchas referencias “femeninas” aún hablando de hombres:
El policía, el periodista, el guardia, el taxista, el masajista, el atleta, el futbolista…si queremos indicar que es mujer, diremos: la policía, la periodista, la guardia, la taxista, la masajista, la atleta, la futbolista…piensen.
Entonces diremos: la edil, la miembro, la estudiante, la concursante, la modelo, la conserje, etc. que es lo correcto.
Y no sólo roza el ridículo, sino que, a mi modo de ver, es sexista, incorrecto y más bien sirve para dar muchos pasos atrás, y no hacia adelante, en el camino de la igualdad.
Si a todo lo vamos a tener que “diferenciar” (diferenciar es lo contrario de igualar), mal camino llevamos. Y que, qué narices, si todo lo tengo que escribir en femenino y en masculino, los 40 caracteres de Twitter no me llegan.
Por tanto señoras y señores periodistAs, señores y señoras periodistAs, por favor, escriban correctamente, demuestren que son profesionales ¿o debo indicar “profesionales” y “profesionalas”?

No me censuren, tan sólo expreso mi opinión porque ya estoy hasta el más allá (o la más allá, o el más alló) de todo esto. Ahora mismo en mi vida, lo que más me preocupa es poder encontrar un trabajo digno que me permita salir de la exclusión social en la que estoy, y no quedarme en la calle mendigando, y que dejen de discriminarme por tener más de 45 años. Todavía no me he muerto, dejen ya de enterrarme.


No hay comentarios:

Publicar un comentario