21/4/15

CLASES DE CHICOS FEOS

CLASES DE CHICOS FEOS

por Chelo. J. Rodríguez

 
He aquí una serie de niveles de fealdad en un chico, como contrapunto a mi anterior post "Clases de chicos guapos", encuentra a tu preferido:
 
El feo con ganas.
El feo pero tiene algo.
El feo simpático, por supuesto.
El feo ya no tiene remedio.
El feo según le de la luz.
El feo de cojones.
El feo recién levantado, luego mejora.
El feo que sabe sacarse partido.
El feo que va siempre con el guapo.
El feo que me protege del "listo".
El feo que según le conoces se hace guapo.
El feo sin competencia.
El feo más feo jamás visto.
El feo se ponga como se ponga.
El feo cuando se enfada.
El feo todos los días menos cuando pone "morritos".
El feo a más no poder.
El feo que no lo entiende.
El feo además chulo y además idiota.
El feo que por ser moderno se cree guapo.
El feo de la esquina.
El feo sin artificios.
El feo más feo arreglado que al natural.
El feo peludo.
El feo pobrecito que lo tiene todo.
El feo de escándalo.
El feo que se hace viral en YouTube.
El feo que rompe los espejos.
El feo que no gana ni los concursos de feos.
El feo, amargado y viejo, pero tiene montón de dinero y se cree que liga por la cara.
El feo de nacimiento.
El feo por circunstancias.
El feo visto por arriba, guapo visto por abajo (o al revés).
El feo sin compasión.
El feo que un día fue guapo (hasta que la cagó).
El más feo que un pecado.
El feo clásico.
El feo ni Photoshop lo arregla.
El feo de la película.
Ese feo que todas ven guapo menos yo.
 
Seguro que tienes algún tipo de feo para añadir a esta lista.
 
 
 


1/4/15

YO NUNCA TRABAJARÉ EN GOOGLE

YO NUNCA TRABAJARÉ EN GOOGLE

por Chelo J. Rodríguez



Y no porque no quiera, que me encantaría, pero….
Tengo casi 50 años, según su departamento de RR.HH. sólo admiten personas hasta 35 años. Al menos en España, igual en Estados Unidos son menos intolerantes con la edad, puede que hasta piensen que con 50 años una persona está viva todavía y con total posibilidad de hacer muchas cosas y bien hechas, y no la convierten en un deshecho social y laboral.
Podría estar capacitada por mi imaginación, mi talento y mis enormes ganas de trabajar en algo bueno, por mi saber hacer, mi tenaz empeño en asumir nuevos retos y un largo etcétera, pero… paso de los 35 años.
Me pegaría un tiro por cometer tal atroz pecado, pero no me da la gana, aún tengo bastante que vivir por delante y la experiencia que llevo detrás me ayuda a vivir mejor.
También sé que nunca trabajaré en Google porque piden ser bilingüe, como poco, (inglés y cualquier otro idioma). Yo el otro idioma lo hablo, leo y escribo a la perfección, que es el español, pero vaya, en inglés sólo sé decir “hello”, “sorry”, “good morning” “I like it” y poco más, no me llega para trabajar.
Aunque de todas formas me considero bilingüe, como he dicho hablo el español, mi otro idioma es el amor, lo hablo, lo escribo, lo leo, lo entiendo, lo comparto, lo siento, lo vivo, pero… supongo que a Google tampoco le interesa. Como no le interesa descubrir mi potencial, mi juventud alargada y experimentada, como no le interesa a prácticamente ninguna empresa.
Lógicamente, Google es una empresa y tiene todo el derecho del mundo a redactar sus requisitos propios, y yo que soy una persona, tengo todo el derecho del mundo a redactar mis quejas.
Pero Señores de Google, díganle a la jefa de Recursos Humanos de España que no sea tan “sobradita”, que ella algún día también tendrá 50 años, a ver si los lleva igual de bien que yo.
Ah, por último, señores de Google, gracias por ser una buena y eficaz empresa y permitirme comunicarme por e-mail, mantener mis blogs, utilizar el traductor, conseguir información e imágenes, viajar por el mundo a través de los mapas, etc. etc.
Sólo espero que no limiten la edad de los usuarios.