13/3/14

VICIOS

"VICIOS"

Por Chelo J. Rodríguez

 
Estoy llena de vicios (buenos).
El café, tomado en una terracita de alguna buena cafetería de la ciudad de Valencia donde yo vivo. Si además añado la lectura de un buen libro, mejor, si la terraza es amplia y cómoda, mejor, si estuviera frente a una playa casi desierta, mejor, si estuviera en Los Angeles (California), ya sería el colmo.
Tengo el vicio de leer. En cualquier sitio, a cualquier hora, leo de todo, salvo best-sellers y premios no sé qué, que son de lo más aburrido además de muy caros, si leo en casa tranquila, mejor, si leo en una terracita de una cafetería, mejor, si leo frente a la playa, mejor, si leo durante horas, mejor, si leo y la lectura me hace viajar, soñar, sentir, mejor, si leo sin que me interrumpan, ya sería el colmo. Y si no tengo nada para leer, lo escribo.
Tengo el vicio de observar, siempre estoy observando, hasta lo que ya me sé de memoria, podría parecer que estoy obnubilada, como atontada, pero no, estoy observando y mientras callo, escucho y observo, y así me entero de todo, mientras los demás piensan que estoy tonta, yo estoy observando, aprendiendo, enterándome de todo, mientras piensen que soy tonta no supongo peligro pero yo voy acaparando sabiduría que luego utilizo para darles en las narices cuando menos se lo esperan. y son tan tontos que ni se dan cuenta y entonces se sorprenden.
Tengo el vicio de ir al cine, casi todas las semanas, me gusta llegar pronto, que aún esté la pantalla en blanco y las luces encendidas cuando entro en la sala, si soy la primera espectadora, mejor, si hay poca gente, aún mejor, si nadie ¡NADIE!, come palomitas, ya sería el colmo.
Tengo un vicio recién adquirido, algo impensable en mí no hace mucho, una cosa que parecía imposible, pero al final lo aprendí, y es que sonrío a menudo, si sonrío ante algo gracioso, mejor, si sonrío con amigos, mejor, si sonrío porque me siento bien, aún mejor, si sonrío porque sí, ya es el colmo,  y eso es algo que ya nadie me puede quitar.
Tengo el vicio de escribir, éste va con mi naturaleza, que ya aviso, es un poco psicodélica. Escribo a menudo, no a todas horas que eso sería mentir; si escribo frases cortas tengo para un "tuit", si escribo con una foto tengo para compartir en mi muro, si escribo un relato lo pongo en mi blog, si escribo una historia, mejor, si me da para una novela, aún mejor, si esa novela es una maravilla y me la publican y tiene éxito, ya sería el colmo.
Tengo el vicio de soñar, si sueño bonitos sueños cuando estoy dormida, mejor, si sueño en algo agradable estando despierta, aún mejor, si sueño que todo va a ir siempre genial, todavía mejor, y si mi sueño se cumple, ya sería el colmo.
Además, tengo otros vicios, buenos vicios, pero son un secreto.