GENTE DESAGRADABLE

- Los arrastrapies. (Esos que andan arrastrando los pies por todas partes, es realmente desagradable escuchar ese sonido tan vulgar y perezoso ¿no?) Señores, ¡hay que levantar las rodillas! que luego se resienten los huesos.
- Los silbadores. (Esos que andan silbando por todas partes y a todas horas), y no porque estén contentos, sino porque llevan toda la intención de dar por culo, ag.
- Los rozaparedes. (Esos que caminan por la calle pegándose a las paredes). ¿Será por miedo a que les caiga una maceta?
- Los empujadores. (Esos que te empujan sin miramientos para subir los primeros al autobús, llegar a la caja del supermercado, entrar en la sala de cine, usar el cajero automático, coger el ascensor, cruzar la calle, etc. etc.)
- Los reposaculos. (Esos que siempre "necesitan" sentarse mientras esperan turno en el Banco, en el autobús, en el médico, en la oficina del Inem, y en el supermercado no porque no hay banquito para reposar el culo, que si no, también.)
- Los avanzafinales. (Esos que en el cine van comentando la película en voz alta y te adelantan el final y te lo joden, esos que saben qué pasará mañana, esos que ya preveían la crisis económica y se lo callaron, etc.)
- Los yatelodije. (Esos que lo saben todo y te dan consejos que no has pedido y siempre creen tener razón y tienen la solución a todo pero que no solucionan nada y todo lo ven negativo porque según ellos todo acabará en hecatombe).
- Los recolectaseguidoresacualquierprecio. (Esos que dicen o hacen lo que sea aunque no sea lo que piensan con tal de añadir un puntito interesado en su lo que sea -véase redes sociales- y cada día que pasa dejan de vivir la vida a pie de calle que a fin de cuentas es la vida que importa).
- Los habloinglésdeputapenaperonomedoycuenta. (Esos que estudiaron inglés en un libro con un profesor no nativo, se saben las traducciones de memoria y se ponen a hablar inglés y te sueltan el discurso y tú que realmente sabes inglés no les entiendes una jodida palabra ni en inglés ni en ningún otro idioma y no se lo dices por no ofender).
- Los soyelgraciosodelgrupoperotengolagraciaenelculo. (Esos que no pueden parar de hacer bromitas, contar chistecitos aburridos, armar el follón en la pandilla, discutir con todos por todo y encontrarlo todo para morirse de la risa aunque delante alguien se esté muriendo de la pena y que ya aburren hasta la saciedad con sus gracias sin gracia y que te dejan hastiado de que siempre en todo momento quieran destacar, uf).
- Los measustodetodo. (Esos ante los que no puedes dar tu opinión crítica e irónica sobre ningún tema porque no la entienden y se cagan de miedo ante lo que no entienden y se molestan porque piensas de otra manera y defiendes tu manera y no te perdonan que digas las cosas claras, sinceras y a la cara).
 
Y los... y los que... y los que si... y los que yo qué sé... y los...
Demasiada gente alrededor demasiado delicadita, intolerante y maleducada que se creen el centro de todo cuando el único centro que existe es el de la Tierra, y ese centro, por cierto, quema mucho.
 
 
 


VALENCIA (ESPAÑA) CIUDAD DE LA LUZ Y LAS FLORES

Valencia, ciudad española del Mediterráneo, clima cálido, oferta cultural diversa, ocio a raudales, luz, color, la tierra de las flores.
 
 
 
 
Te gustará visitar su centro histórico, sus playas, el Oceanográfico, la Ciudad de las Artes y las Ciencias, escuchar su música. Toma una horchata en una de las innumerables terrazas, o una sangría bien fresquita. ¡Vive Valencia!
 


COSAS QUE HACER EN ESPAÑA CUANDO ESTÁS DE VACACIONES

¿Qué se puede hacer en España cuando estás de vacaciones?
 
Lógicamente las cosas que se pueden hacer varían si eres español o de otro país, aunque no tendría porqué ser así.
 
Una: Recorrer toda España. Y España incluye las islas Baleares, las islas Canarias, Ceuta y Melilla.
Dos: Disfrutar del recorrido, paisajes, gastronomía, clima, etc. El objetivo no es el destino, sino el camino.
Tres: Aprender a hablar español correctamente, a escribirlo y leerlo (y recalco, esto es válido tanto para españoles como extranjeros).
Cuatro: Comprar al contado.
Cinco: No tirar nada útil que ya no uses a la basura, hay demasiada gente necesitada, y sin buscar apenas, encontrarás a esa persona que siempre te agradecerá el regalo.
Seis: Ir a la playa, hay mucha costa, de todas las categorías, y te sale más barato que irte a otras con mucho ruido y pocas nueces.
Siete: Recoger perros abandonados y llevarlos a un lugar seguro si no te puedes hacer cargo de ellos.
Ocho: Visitar los parques naturales, y los bosques naturales antes de que desaparezcan por incendios provocados.
Nueve: Colaborar, si puedes, con los millones de víctimas de la crisis económica.
Diez: Comprar un traje de "faralaes", beber horchata, comer paella, cocido, gachas... beber vino tinto del bueno, comer jamón de pata negra, patatas bravas, aceitunas rellenas de anchoa, beber agua de valencia, chupitos, manzanilla...
Once: Olvidar el fútbol y hacer senderismo.
Doce: Ir al cine a ver una película española (aunque sea por caridad).
Trece: Jugar al dominó en un club de jubilados o en un bar. O sólo mirarlos y huir agobiado por el golpe que pegan en la mesa al poner la ficha.
Catorce: Soñar que te haces rico sin estafar, robar, mentir o maltratar a nadie.
Quince: Visitar la ciudad de Valencia y recorrer las calles y lugares que se nombran en el libro "Asesinos invisibles" (escrito por mí misma).  Si lo haces, te prometo que mantendré a mis asesinos quietecitos para que no te molesten. Palabra.
 
 
Estas son sólo unas pequeñas y sencillas ideas para hacer en España cuando estás de vacaciones, según vayas por ahí o por allá, seguro que se te van ocurriendo más. ¡Que lo disfrutes!
 


COSAS QUE HACER EN ESPAÑA CUANDO TE QUEDAS EN PARO

Cosas que puedes y deberías hacer en España cuando estás parado.
 
Primero: Alegrarte. ¿Por qué? Acabas de entrar en el club que hay ahora con más socios, y va en aumento. Harás un montón de amigos con los que compartirás un sinfín de emociones y problemas.
Segundo: Recuperar el sueño perdido. Si llueve no tienes que salir de casa (si aún conservas la casa), si trasnochaste, no tienes porqué madrugar, si tu pareja está malita, tendrás todo el día para hacer tú la compra en el supermercado.
Tercero: Ponerte al día. Y tienes todo el día para ello, ver esos programas de la tele que antes no podías, leer-leer-leer y con eso aprender, poner ya de una vez por todas las cortinas en la ventana, arreglar el puñetero grifo que gotea, estar una hora en el bar (si te llega para el café) tomándote el café y charlando con el camarero y criticando a los políticos, y mirando las tías (o tíos) buenas que pasen por la calle, hacer turismo por tu calle, etc. etc.
Cuarto: Reciclarte. No te empecines en buscar trabajo de lo que ya hacías, ríete del mundo y hazte payaso, o barman, o toyboy (si te lo permite tu cuerpo), o afilador de cuchillos y navajas, o asesino a sueldo, o controlador de infieles, o espía a tiempo parcial, chivato de los chinos (les informarás de todos esos bares que están en crisis para que ellos los cojan y pongan los cafés a un euro), o entrenador de palomas callejeras, o detector de coches que no han pasado la ITV, o mirón de barrio, o paseador de niños.... échale imaginación y recíclate.
Quinto: Aprender. Del mundo que te rodea y antes no veías porque estabas 10 horas diarias encerrado en un despacho. De los libros de viajes, de los concursos de la tele, de la inglesa nativa que tienes por vecina (y la rusa, la alemana, la holandesa, la china...), por eso del idioma ya sabes, no por otra cosa. Aprende del chico que criticabas por frikki, te lo recomiendo, porque es un experto en informática y redes sociales. Del "segurata" del pub (por el tema de repartir hostias y poner cara de bulldog). Aprende de la gente que sonríe, aprende optimismo, aprende seguridad en ti mismo, aprende geografía, aprende a hacer genuflexiones, a pintar paredes, a planchar y cocinar, a correr, a vivir, a querer a los que te rodean, ¡aprende a quererte a ti mismo!
Sexto: Visitar ¡ya! a esos familiares, amigos, ex-amigos, ex-conocidos, conocidos; preocúpate por ellos, dales un abrazo, el último euro que te queda, la mejor de tus sonrisas, reconcíliate si te enfadaste porque ahora tienes tiempo, tienes ganas, no necesitas más peso en tu corazón y sí necesitas estar menos solo.
Séptimo: Cuidar tu imagen al completo, por dentro y por fuera, de arriba abajo y de abajo arriba, con sinceridad, con ánimos y un punto sexy. Higiene absoluta, bien peinadito siempre, nada de salir a la calle con el pijama puesto y las greñas en los ojos en plan "todo me importa una mierda", anda con paso seguro y siempre hacia adelante; hacia atrás sólo para coger impulso.
Octavo: ¿No querías limpiar el garaje y tener por fin las herramientas a mano? Ahora es el momento, mejor hoy que mañana, que igual mañana tienes trabajo y de nuevo lo dejarás "a su aire".
Noveno: Ser el mejor padre del mundo, ahora ya puedes ir a recoger a tus niños del cole, asistir a su partidito de baloncesto, hacer casitas con la niña de tus ojos, llevarla al parque y ver cómo crece y estar ahí para que no le venga el noviete de la clase y le cuente mentiritas.
Décimo: Volver a amar a tu pareja, ya no tienes la excusa del cansancio y el stress del trabajo, um, también se te acabaron las reuniones de empresa, ya sabes, empieza a montártelo de otra manera, ya te digo yo, ¡se puede!
 
Siempre, siempre, sé una buena persona, toma el sol en su justa medida, haz ejercicio físico y mental, no seas un quejica: estás en paro ¡NO ERES UN PARADO! Muévete.
 
 


¡SOCORRO, PERSONAS TÓXICAS!

A continuación voy a transcribir lo que MIGUEL DE LA GUARDIA (Catedrático de Química Analítica de la Universitat de Valencia) escribió el día 16 de Agosto en el diario LEVANTE, en la página 18 dedicada a artículos de opinión, en la sección "La ventana", artículo titulado "GENTE TÓXICA", no lo transcribo entero pero casi, y lo hago porque además de totalmente cierto, me parece muy interesante. Con su permiso Sr. De la Guardia y también con el permiso del diario Levante (disculpen las molestias si las causo pero como no me dedico al plagio, he indicado con todo detalle los datos del autor y la plataforma de publicación. Gracias.
 
 
" No sé si se habrán dado cuenta de que últimamente abundan los libros sobre la gente tóxica y las relaciones tóxicas, amén de que el vocablo se ha ido incorporando a nuestro uso cotidiano del lenguaje; de manera que hemos acabado por asociar la toxicidad antes con nuestros semejantes que con cualquier tipo de veneno y el riesgo es que acabe convirtiéndose en un elemento más para descalificar a nuestros enemigos.
...
Si usted es envidioso, no lo dude, su personalidad es tóxica para los demás y, en especial, para usted mismo y haría bien en analizar sus comportamientos y deshacerse de esa carga que le inhabilita para disfrutar de su vida al estar permanentemente pendiente de los otros.
Si usted es egoísta su grado de toxicidad será directamente proporcional a su nivel de egoísmo, lo que no imprime inevitablemente un carácter tóxico a su personalidad y comportamiento, pero constituye un factor de riesgo. No lo dude, si es capaz de anteponer a los otros a su propio interés más temprano que tarde acabará encontrando enormes compensaciones a su conducta.
Si su soberbia se manifiesta en una vanidad exagerada, no lo dude, su presencia será inaguantable hasta para los que le adulan y de nada sirve que usted tenga méritos sobrados, no olvide que una buena dosis de humildad hace digerible cualquier situación.
La ira es un excelente ingrediente que potencia la toxicidad de las conductas y tiene efectos adversos sobre nuestros conocidos y letales sobre nuestros amigos y familiares. Si a lo anterior se une la vanidad, el resultado es terrible y contribuye decisivamente a minimizar las virtudes y aciertos de los otros mientras se exacerba la gravedad de sus errores, haciendo desgraciados a nuestros amigos y subordinados.
El pesimismo predispone al comportamiento tóxico y es terriblemente contagioso. Si usted tiene propensión a ver el vaso semivacío, trate de ejercitar su pensamiento positivo, será más feliz y su compañía resultará más atractiva para quienes le rodean, en especial en estos tiempos de crisis en los que no abundan las buenas noticias.
Espero que de lo anterior hayan sacado la conclusión de lo importante que es desprenderse de comportamientos tóxicos para evitar dañar a sus semejantes y también para poder ser felices ustedes mismos, por lo que tan importante es evitar a las personas que nos complican la vida como comportarnos nosotros mismos como individuos tóxicos."
 
Enhorabuena por este maravilloso artículo, señor catedrático.
 
Y ahora, señores lectores, tomen nota de cuál es su punto y nivel de toxicidad y pongan remedio cuanto antes, que los demás ya estamos hartos de que nos envenenen, especialmente por culpa de los adictos a las redes sociales.
Salgan a dar un paseo y tomarse algo en una buena cafetería de su ciudad, relájense y retomen de nuevo esas olvidadas relaciones cara a cara, donde las miradas y las sonrisas son tan hermosas y dicen tantas cosas que no se pueden escribir ni fotografiar ni colgar en el muro para que "me vean todos".
 
 


FRASES SIEMPRE VÁLIDAS



Frases que he leído en algún libro (no puedo dar referencias, sólo decir que no son mías):
 
- Impermeable a la brutalidad y al egoísmo.
- Esperaba encontrar en hombres perdidos un lugar para perderme.
- La tenue línea que separa la obsesión de la locura.
- Siempre estuve del lado de los malos.
- Elevar la manipulación a la categoría de arte.
- Intentad que la palabra tarde no rime con la palabra cobarde.
- Abandonar un sueño es como morirse por fascículos.
- Gente que muere de nada por culpa del miedo al riesgo.
- Adoro cómo me odias.
- Hollywood: meca falaz para intrigantes ególatras. Ciudad plagada de corazones rotos, sueños hechos añicos y esperanzas frustradas.
- Lo que pudo haber sido, lo que tenía que ser, lo que nunca será.
- ¿Morirías por mí?... Mataría por ti.
- Uno sale vivo, pero no sale impune.
- El temor: el mayor de los afrodisíacos.
- Nunca eliges a tu verdugo.
- Si puedo hacer esto, puedo hacer cualquier cosa.
- Éxito: alto nivel de concentración, seguridad en ti mismo y actitud positiva ante la vida.
- Luchar por alcanzar los sueños y objetivos pese a los malos momentos, merece la pena persistir ya que no hay nada más gratificante como saber que has luchado por tus sueños y tarde o temprano se han cumplido.
- Una vez que has cruzado ciertas líneas, nunca dejas de cruzarlas.
- La perspectiva, la distancia, tener el horizonte en la vista, siempre da ideas útiles e inesperadas.
- Los elementos clave solamente se descubren en los pequeños detalles.
- Actuar, no postergar.
- Buscar cosas aparentemente innecesarias, pero imprescindibles.
- Conseguir: paciencia y perseverancia.
 
Por alguna razón estas frases me gustaron y las apunté, algunas pertenecen al libro "PARADOXIA" que tanto me influyó a mí como escritora, otras a Risto Mejide, y otras las leería en algún otro libro o revista. Cada cual que se las acople como mejor le parezcan.
 
 


DORIS LESSING Y SU LIBRO "DE NUEVO, EL AMOR"

DORIS LESSING, escritora británica, esto es una parte de lo que dice la Wikipedia en su perfil, no puedo juzgar a la escritora porque sólo he tenido un libro suyo en las manos, no puedo juzgar su trayectoria personal ni profesional para poder decir si estoy de acuerdo o no con este artículo, lo único que puedo decir es que ese libro suyo que estoy leyendo es "DE NUEVO, EL AMOR", tiene más de 400 páginas, voy por la 233 y ya no puedo soportarlo más, he dicho ¡BASTA! es lo más aburrido, incomprensible, sin interés y que menos engancha de los cientos de libros de todo tipo de géneros y autores que he leído en mis más de 40 años de lectora empedernida. He dicho que no y no, NO sigo leyendo ni una línea más, y ello me pesa porque soy de las que se leen de principio a fin hasta los panfletos del Telepizza, pero esto es superior a mis fuerzas.
Pasará a la historia de mi lista interminable de libros como el único que no fui capaz de terminar.
Eso es todo lo que puedo decir. Si a otros les ha gustado este libro, me alegro, que yo soy respetuosa y ya sé que cada cual tiene sus propios gustos.
-------------------------------------------------------------------

Wikipedia

"Crítica a la obtención del Premio Nobel

La crítica literaria en general tomó la concesión del Premio Nobel de Literatura a Doris Lessing con sorpresa y escepticismo, debido a que no contaba en las quinielas al galardón del 2007, a pesar de ser una "eterna candidata". Autores como Ana María Moix,[5] Germán Gullón,[6] José María Guelbenzu[7] o Mario Vargas Llosa[8] alabaron sus méritos literarios tras la concesión del galardón, lo mismo que dos de sus traductores, Carlos Mayor y Dolors Gallart.[9]

El crítico estadounidense Christopher Hitchens se refiere al Nobel de Lessing diciendo: "Uno queda estupefacto al ver que, al menos por una vez, el comité del Nobel ha hecho realmente algo honorable y meritorio..."[10]

Sin embargo, algunas voces críticas se han alzado contra esta decisión:

  • El crítico literario estadounidense Harold Bloom tildó la decisión de la Academia Sueca de "políticamente correcta". "Aunque la señora Lessing al comienzo de su carrera tuvo algunas cualidades admirables, encuentro que su trabajo en los últimos 15 años es un ladrillo... ciencia ficción de cuarta categoría."[11]
  • El crítico literario alemán Marcel Reich-Ranicki desde la Feria del Libro de Fráncfort consideró el Nobel como una "decisión decepcionante". "La lengua inglesa tiene escritores más importantes y más significativos como John Updike o Philip Roth."[12]
  • También Umberto Eco, en el mismo foro, a pesar de considerar que la autora merecía el premio, admitía su sorpresa por la decisión declarando: "es extraño que el premio lo vuelva a ganar un autor de lengua inglesa tan poco tiempo después de Harold Pinter."[12"

 

COSAS QUE ME GUSTARÍA TENER

-Salud, dinero y amor (exactamente en este orden).
Y no necesariamente en este orden:
 
-Una rana que siga siendo rana después de besarla.
-Un príncipe que siga siendo príncipe después de besarle.
-Una casa frente al mar.
-Un coche con cristales tintados y chófer.
-Un guardaespaldas, o tres, estilo Kevin Costner, of course.
-Un autobús privado.
-Un jet privado.
-Salud de hierro.
-Dinero a mogollón.
-Un amor verdadero.
-Una hamaca en el jardín.
-Flores frescas en el jarrón.
-Un portátil de color rosa.
-El poder de la invisibilidad.
-Un coche descapotable de 2 plazas.
-Una docena de maletas.
-Todos los libros del mundo.
-Un chico guapo y cariñoso que me espere cada tarde con una flor en la mano.
-Un chico macizo y buenorro que me lleve al infinito.
-Un chico dulce y sincero que me alegre la vida.
-Un café siempre a mi gusto.
-Un entrenador personal.
-Un animal de cada especie (excepto cucarachas y algún que otro insecto).
-Memoria selectiva.
-Éxito profesional.
-Ocho horas seguidas de sueño profundo sin pesadillas.
-Un chico que sea de mi planeta.
-Una camiseta que diga "Me gusta estar sola. Por favor, no me hables".
-Una llave que lo cierre todo.
-Otra llave que lo abra todo.
-Una mariposa amaestrada.
-Los besos de Félix (el otro protagonista de "Asesinos invisibles").
-El elixir de la eterna felicidad.
-Un ático de lujo en Los Ángeles-California-USA.
-Una canción de Alaska dedicada.
-Una calle con mi nombre en mi ciudad.
-La mejor mesa en la mejor terraza del mejor café del mundo, reservada sólo para mí (permanentemente).
-Un iceberg en lugar de corazón.
-El poder de dominar los elementos.
-Un vestidor de 10 metros cuadrados (como mínimo).
-Una casa que se limpie sola.
-Una sonrisa siempre en la cara.
-Un millón de tiritas.
-Un billete de ida al fin del mundo.
-Un despacho de escritora de 30 metros cuadrados (como mínimo).
-Un equipo completo de montaje audiovisual en mi despacho.
-El poder de hacer que todo se pare menos yo.
-La ilusión permanente de nunca desilusionarme.
-Unas gafas especiales para verlas venir.
-Sólo belleza a mi alrededor.
-Sólo silencio a mi alrededor.
-Sólo la nada a mi alrededor.
-Sólo mis cosas y yo.
 
Y un refugio, y una tarde de lluvia, y un campo de margaritas, y un banco donde sentarme, y una espera finita, y un beso increíble, y una nube viajera, y un sueño cumplido, y una carta de amor, y un abrazo inolvidable, y una promesa real, y un final feliz.
 
 
 


CLASES DE PUERTAS


Hay puertas abiertas y puertas cerradas. Hay puertas cerradas que se abren y hay puertas abiertas que se cierran. Hay puertas entornadas. Puertas cerradas a medias. Puertas cerradas con cerrojo. Puertas abiertas de par en par. Puertas medio abiertas. Puertas con mirilla para ver quién llama. Puertas de madera, puertas lisas, puertas con molduras, puertas blindadas. Hay puertas cerradas con llave; puertas cerradas con llave, cerrojo y cadena.
Hay puertas pequeñas, puertas grandes, puertas de juguete, puertas encajadas, las hay que se deforman, las hay ignífugas, las hay de colores, las hay pintadas de negro.
Hay puertas que cierran habitaciones, y puertas que cierran la casa. Hay puertas que siempre están abiertas y puertas que jamás volverán a abrirse.
Hay puertas mal hechas, hay puertas bonitas, hay puertas muy caras, hay puertas correderas, abatibles, de ensueño, con cristales, con espejos, doble puertas, puertas gruesas y puertas finas, hay puertas muy feas. Hay puertas que chirrían, puertas silenciosas, puertas de muestra y puertas infinitas.
Hay puertas que nunca debieron abrirse y puertas que cuesta cerrar.
Puertas que dan a la calle, puertas con cartel que dice “Llamar antes de entrar”, puertas sucias y puertas impecables. Hay puertas que llaman la atención y hay puertas falsas. Hay puertas castigadas y puertas soldadas a la pared. Puertas electrificadas, puertas protegidas, puertas destrozadas.
Hay puertas que esconden algo al otro lado, hay puertas transparentes, hay puertas que producen sueños y puertas que hacen daño.
Hay puertas que separan y hay puertas que reciben.
Hay puertas que se abren muchas veces y hay puertas que una vez se cierran nunca más vuelven a abrirse.
También hay portazos, pero de ellos hablaremos otro día.
 
 

¿BUENA LITERATURA, DÓNDE?

Hoy, en el diario Levante, en su suplemento de los viernes titulado Posdata, leo el siguiente titular:
"HOY PARECE QUE CUALQUIERA ESCRIBE Y ESO ES UN ESCÁNDALO, PORQUE NO TODOS TIENEN TALENTO".
 
Lo dice MARIO MUCHNIK, maestro de editores, que fue físico y reportero gráfico.
También dice cosas como:
 
"Al año se publican unos 80.000 libros, una burrada, porque no hay tantos lectores."
 
"La literatura está en profunda decadencia."
 
"Las librerías están atiborradas y las buenas obras se pierden".
 
"Para ser un buen lector, hay que dedicarle horas, y no cambiar de ocupación con fuentes de distracción".
 
"No sé de nadie que haya leído El Quijote en e-book, y no creo que nadie lo haga, sería una abominación".
 
También dice algunas cosas más muy interesantes y en esto aquí relacionado, al menos yo, estoy totalmente de acuerdo. Se publica casi cualquier cosa, demasiado y mal, y se lee menos y peor.
Hay crisis y eso aún afecta más a la poca venta de libros, a la falta de promoción de esos libros que realmente gustarían al lector en general de hoy en España, que es el que busca historias sencillas sin grandes aspavientos gramáticos, que le hagan emocionarse y poder visualizar lo que leen. Y de eso, por desgracia, se escribe muy poco, y además lo suelen hacer escritores noveles a las que los editores no prestan casi ninguna o ninguna atención porque tienen miedo del riesgo que eso podría, y recalco podría, suponer.
Yo me "paseo" muy a menudo por blogs supuestamente literarios, por "cosas" que escribe, como dice este hombre, cualquiera, ahora que la red se impone, y sinceramente, me asusto y me horrorizo de lo que leo y de lo mal que escriben todos esos "cualquieras" con ínfulas de triunfo.
Más de uno, al leer esto que escribo, yo que también soy "cualquiera", pondrá el grito en el cielo, pero realmente me da igual, porque yo SÍ tengo talento para escribir, SÍ escribo bastante bien, SÍ he escrito un libro muy interesante titulado "Asesinos invisibles" que casi nadie quiere comprar ni siquiera a mitad de precio y dedicado por la autora porque soy una desconocida, pero aquí están mis blogs, abiertos al público y que parece ser que también muy poca gente lee o lo leen y se abruman de lo bien que escribo y por ello sienten envidia y no quieren hacer comentarios.
De nuevo, este pequeño artículo, pasará inadvertido y no tendrá comentarios, y todo seguirá casi igual, en una España caída en desgracia donde la buena literatura desapareció hace ya mucho tiempo.
Que nos sea leve.
 
 


MENSAJE A LA MAFIA

Señores de la mafia china: ¿No podrían ustedes montarme un bar, o una tienda de esas de "todo balato", para que yo pueda trabajar? Les aseguro que soy una dependienta estupenda y les doy todos los beneficios que quieran, con que me quede para pagar mis deudas y llegar a fin de mes, me conformo.
Señores de la mafia italiana: ¿No podrían ustedes montarme un taller textil en mi casa? Les aseguro que cosiendo botones soy como ninguna, remato el hilo que es un primor.
Señores de la mafia rusa: ¿No podrían ustedes regalarme un abrigo de esos tan chulos que llevan en su país? Con logo publicitario, no importa. Les aseguro que el nivel de visibilidad sería excepcional, ya que como llevo tantos años sin trabajo, ahora sin subsidio ni ayudas sociales, no tengo ni para comer y voy a tener que vender toda mi ropa a precio de saldo, tendré que llevar su abrigo a todas horas y en todas partes ¡Será lo único que lleve!
Señores de la mafia norteamericana: ¿No podrían ustedes montarme un garito con todo tipo de artilugios atractivos como DVD'S, pistolas, cámaras de vigilancia de famosos, latas y botellas de Coca-Cola, banderitas con estrellas...? Les aseguro que en menos que canta un gallo he escrito un guión fabuloso con todos esos elementos. Tan fabuloso que los magnates de Hollywood se pelearán por conseguirlo y juntos haremos la película del siglo. ¿Al 50%? ¡Ánimo, que ustedes pueden!
Señores cazatalentos españoles: ¿Van ustedes a creer que alguna mafia del mundo va a desaprovechar esta oportunidad de "fichar" a una servidora, que vale tanto y tanto se esfuerza? Les aseguro que ya se lo están pensando. Si no se dan prisa, perderán, como siempre.
 
Señores lectores: ¿Piensan que todo esto lo digo en broma? ¡¡NO!!
Es totalmente serio y formal, prueben a estar una semana, como mínimo, comiendo una sola vez, o ninguna, al día. Prueben a pasarse los meses en el juzgado explicando por qué no pagan las deudas. Prueben a tener un hijo y no tener nada para darle más que un beso de buenos días. Prueben a redactar más de mil currículums y enviarlos, entregarlos o compartirlos con más de mil empresas que te dicen que no respondes al perfil (y eso si contestan claro). Prueben a cumplir más de 40 años y ver si la sociedad laboral aún les acepta.
Cuando hayan probado todo eso y más, tal vez entiendan que voy muy, muy en serio. No es desesperación, que también, es necesidad.
¡Necesidad de vivir! Con dignidad y trabajando, que aún hay muchos años por delante para dar lo mejor de una misma. (Si antes no fallezco por inanición o atropellada por un furgón blindado camino del juzgado).
 
 

Por favor... ¡No chilles!

   Por favor, persona que vas a la cafetería a tomar algo con tus amigos o compañeros de trabajo, ¡no chilles! Los que estamos sentados en las otras mesas estamos a lo nuestro, queremos seguir estando a lo nuestro concentrados, sea una conversación personal por teléfono o cara a cara con nuestro/s acompañante/s, sea leyendo un libro, un diario, una revista, sea simplemente tomando un café o disfrutando del paisaje. Nos molesta mucho tu "conversación" a gritos, que ni nos interesa ni nos gusta, sólo nos da dolor de cabeza, nos produce mal humor, o todo lo contrario, nos hace reír por las estupideces que cuentas a tus colegas sobre el último ligue que te echaste o lo mamón que eres con tu jefe.
   Por favor, vecina de arriba, ¡no chilles! al contarle por la galería a la de enfrente ¡una vez más! el viajecito que hiciste hace ya ni se sabe, a Ibiza, lo mucho que te divertiste y lo "mona" que estabas con tu bikini nuevo. Ni nos interesa ni nos gusta, ya nos lo sabemos de memoria, imaginamos que la mitad de lo que cuentas es mentira y además, ¡no nos dejas dormir!
   Por favor, viajero del autobús, metro, o tren, ¡no chilles! cuando hables por tu móvil última generación durante el trayecto, a los demás no nos impresionas, no nos interesa tu monólogo, ni lo chupi guay que es el cochazo que te ha puesto la empresa, ni el negocio fabuloso que has cerrado con los inversores austríacos, ni la pasta gansa que vas a ganar sólo en comisiones, ni si te vas a ligar a cuatro rubias o a cuatro rubios fornidos, ni cuál fue la última película que viste en 3D, sólo queremos viajar tranquilos concentrados en nuestros propios asuntos, que seguramente son más ciertos y más fabulosos que los tuyos.
   Por favor, persona que estás en la cola de un cine, teatro, supermercado, lo que sea, justo detrás, ¡no chilles! tampoco nos interesan los motivos de tu depresión, o de tu alegría, ni de por qué te dejó tu último ligue, no vas a pasar primero por elevar la voz, ni te van a hacer un descuento, sólo queremos que mantengas tu turno educadamente y si no tienes más remedio que hablar, hazlo en voz baja, ¡preferimos escuchar el horrible hilo musical del establecimiento antes que tu chillona voz!
   Por favor, espectador de un cine o teatro, ¡no chilles! ya es bastante desagradable oír cómo estrujas las palomitas entre los dientes, como para soportar tu cantinela ¡durante toda la película!, además, ya comiste en casa, no infles más el estómago, tantas palomitas y tanto refresco, a la larga, te van a convertir en una persona obesa con voz de pito y ¡chillona! Controla tu educación y el respeto hacia los demás.
   Por favor, persona que vas por la calle, ¡no chilles! Si ves a alguien que conoces, corre a su encuentro, así evitarás ensordecernos y ganarás haciendo ejercicio. Si quieres un taxi, no grites ¡taxi!, esto es España, no una película de Estados Unidos filmada en Nueva York, además los taxistas suelen ir escuchando la radio conjuntamente con el sonido del tráfico a su alrededor, y ¡no te oyen!, levanta la mano cuando veas uno y parará ¡comprobado! Y por favor, no silbes, es incluso más desagradable que chillar.
   Por favor, persona que escribes por las redes sociales, ¡no chilles!, es decir, no escribas en mayúsculas (es sinónimo de chillar) limítalo a cuando realmente estés chillando o tan sólo quieras destacar una palabra ¡una palabra! no el párrafo entero, aunque mejor resaltar dicha palabra escribiéndola en negrita, en cursiva o entre paréntesis. También vale para el título. Lo demás es gratuito, de mala educación y no te hacer ser más comprendida por los demás. La sencillez es sinónimo de elegancia, tus protuberancias narrativas nos sobran. Y por si fuera poco, en castellano las mayúsculas ¡también se acentúan! (Si era por eso que escribías así pensando que no íbamos a detectar tus faltas de ortografía).
   Por favor, persona que estás en la sala de espera del médico, ¡no chilles! ¿No te has parado a pensar que lo más probable es que alguien de los que están en la sala se encuentra mal y por eso ¡está en el médico!? Además, suele haber un cartel de aviso al respecto que dice: "Se ruega guarden silencio". Que estás en un centro médico, no en un estadio de fútbol, ten educación. Y a los demás no nos interesan tus dolencias físicas ni psíquicas, si tomas tal o cual medicamento, si te operaron de hernia o de testículos o de mamas, ¡los demás ya padecemos lo nuestro! Ten respeto y educación y habla lo menos posible y en voz baja, que además si chillas cuando llaman a un paciente, no le dejarás escuchar su nombre y perderá el turno y puede que tenga urgencia y por no ser atendido en su momento sufra un infarto y muera ahí mismo junto a tus pies.
   Por favor, persona que hayas leído esto, ¡no chilles! en esos momentos y lugares anteriormente descritos, y tampoco en otros más, porque además de demostrar tu mala educación, te puedes llevar un disgusto, ¡nunca sabes quién puede estar escuchando y lo que podría hacer con esa información!



 
 
 
 

¿QUIÉN NOS VIGILA?


¿Realmente somos todos individuos totalmente anónimos o estamos constantemente vigilados?

Seguro que te lo has preguntado alguna vez. Con tanto satélite, tanta tecnología, tanto plan oculto que hay por ahí, no te extrañe que estés apuntado en la lista de alguna organización gubernamental secreta de control… o algo así.

Por ejemplo, si yo escribo lo siguiente:

“Tengo una bomba preparada, estoy interesada en perpetrar un atentado, voy a ponerme en contacto con la mafia (italiana, china, coreana o rusa), voy a estudiarme eso de los grupos radicales islamitas, sé donde ocurrirá el próximo acto terrorista…”

¿Qué crees que puede pasar?

Seguro que los servicios secretos tipo FBI, CIA, KGB, INTERPOL, MAFIAS, incluso la NASA, y otros parecidos, han recibido un pit-pit en sus equipos al teclear yo esas palabras, y así lo recibirán de cualquier ordenador o móvil del mundo que contenga dichas palabras.

Si es así, señores vigilantes de la paz mundial, ¡tranquilos! No soy nada peligrosa, sólo estoy haciendo una prueba.

Claro que si esto sucede, nunca me enteraré, pues para eso son servicios “secretos”, y además, en cuanto lean este texto ya se habrán dado cuenta que estoy de “coña” y se partirán de la risa.

De todas formas, luego cuando salga a dar una vuelta, me fijaré por si algún señor con traje y “pinganillo” en la oreja, me sigue o me observa, o si algún cochazo con los cristales tintados y pinta de estar blindado, aminora la marcha al ritmo de mis pasos.

No crean que es divertido eso de estar vigilado y que vayas por ahí con tu cara de buena persona, tan buena que pareces tonta, y algunos no lo vean y te hagan pasar por interrogatorios malévolos que sólo de pensarlos te entra el temblor en las piernas.

Piensen: ¿acaso no revelamos todo de nosotros mismos en las redes sociales porque nos encanta llamar la atención y ser populares?

Pues eso, que ya se lo hemos puesto realmente fácil a los vigilantes de los países más poderosos.

Yo estoy tranquila, aún así, aviso a dichos vigilantes: he escrito un libro que se titula “ASESINOS INVISIBLES”, investiguen ustedes de qué va.

Y por supuesto, mis más pacíficos saludos.
 
 

 

EL OMBLIGO DEL MUNDO


¿Alguna vez te has creído el ombligo del mundo?

 Yo sí, demasiadas veces, un gran error que he cometido y que cometen otros también por supuesto, no iba a ser yo sola.

Demasiadas veces cometiendo errores, y metiendo la pata hasta el fondo, y hablando antes de hora, y no pensar las cosas el tiempo suficiente, y poniéndome nerviosa sin controlar la impaciencia, demasiadas veces soltando veneno por la boca y también por los dedos, escribiendo lo que no se debe escribir cuando no se ve la cara del destinatario.

Faltando al respeto y exigiendo aquello que no se merece.

Pero ya no lo haré más.

Voy a aprender a controlar mis accesos de rabia, a morderme la lengua, a atarme las manos, a callar más que a hablar, a introvertirme para no molestar a quien no se  merece que le molesten.

Voy a aprender a ser mejor, a no rebañarme en mi desgracia sin pensar que hay otros que sufren igual o más que yo.

Voy a aprender a disfrutar de ser algo más invisible.

Voy a aprender a no ser tan negativa y a no pasarme los días contando las horas.

Lo que ya aprendí hace tiempo es a tragar mis lágrimas cuando vuelvo a casa, mientras giro la llave en la cerradura compongo en mi rostro una sonrisa, hipócrita y forzada, pero que nadie detecta, ya de tantas veces representada parece real. Nadie más que yo sabe de ese día que he vivido, uno detrás de otro, cuando salgo por la mañana a intentar ganarme la vida y vuelvo por la noche cansada, derrotada, herida, maltratada, sucia, sintiéndome indigna, sola, incomprendida.

Entro en casa, saludo como si nada y sólo quiero ducharme para limpiarme por fuera, y dormir, para limpiarme por dentro. Dormir, dormir siempre y no saber así que será lo mismo al día siguiente.

¿Veis? Ya estoy otra vez hablando de mi desgracia, no lo hago a propósito, me sale solo, pero ya está escrito y no lo voy a borrar porque esa soy yo, así soy hoy tal y como fui ayer, y ¿mañana?

Mañana intentaré no serlo, porque voy a aprender a no querer ser el ombligo del mundo.

Si, voy a aprender a no tratar de ser el ombligo del mundo, ya que la bofetada que me han dado por ello ha sido sonora, dolorosa y sin ninguna duda, merecida.

 

 

*Nota de la autora: Seguiré dando mi propia visión del mundo sobre diversos temas en este blog, como vengo haciendo de forma habitual, pero ya no será para ser el ombligo, ni el centro, ni lo imprescindible del mundo, planeta, universo o de una sencilla y pequeña gota de agua, lo haré porque este blog está incluido en una web de “de todo un poco” llamada www.es.paperblog.com, que podéis visitar cuando queráis y de la que yo no soy dueña, ni socia, ni me llevo ningún beneficio económico por ello, simplemente colaboro libre y altruistamente porque, aunque mucha gente lo dude, me gusta compartir con los demás de la misma manera que me gusta que compartan conmigo.

Gracias.

 
 
 

 

LO QUE SÍ ME GUSTA

Pasear cogida de la mano de mi chico (cuando está y se deja).
Besar a mi chico (cuando está y se deja).
Pasear sola (o acompañada) por la orilla del mar, al amanecer o al atardecer.
Soñar en colores (incluso esos sueños que nunca se cumplen).
Cantar a voz en grito si estoy sola, con la música a todo volumen y con la intención de desahogarme.
Dormir.
Que nadie haga ruido cuando duermo.
Leer, leer y leer, libros entretenidos por favor, que no sean best-sellers, top-ventas, ganadores de concursos literarios o similar (suelo encontrar verdaderas joyas literarias en los rincones perdidos de algunas librerías).
Comprarme cosas (aunque desde hace tiempo y por mucho tiempo en adelante no me lo puedo permitir).
Trabajar dignamente y con dedicación (aunque ahora nadie quiere darme trabajo porque paso de los 30 años y no entro en los planes de fomento de empleo creados por el Gobierno de España ¡bien!).
Comer poco y bien (menos mal que como poco, pero voy a tener que comer aún menos porque no tengo ingresos con los que comprar comida).
Escribir, escribir y escribir. Mis cosas, mis ideas, mis opiniones, mis pensamientos, mis sentimientos (aunque ahora todo sea oscuro, deprimente y no me sirva de mucho).
El sexo por supuesto, con mi chico (cuando está y se deja).
El aroma de la hierba recién mojada por la lluvia.
Un beso apasionado, de mi chico (cuando está y si me dejo).
Las mariposas. ¡Siempre vivas!
Una palabra de amor sincero al oído.
Que me digan guapa.
Viajar (aunque apenas lo he hecho, nunca he salido de España y no creo que alguna vez lo pueda hacer). Pero viajo muy bien con la imaginación.
La buena educación (yo siempre la ofrezco pero no siempre la recibo).
La felicidad (dicen que es una actitud, pero tal y como estoy ahora, no la tengo).
Un regalo sorpresa.
Una bonita felicitación de cumpleaños.
Un mensaje cariñoso.
Un "hola", dicho con sonrisa y entusiasmo.
Un abrazo cuando lo necesito (que ahora lo necesito mucho y tampoco lo tengo).
Una oportunidad.
Y, ahora mismo, casi cualquier cosa que evite el riesgo de exclusión social en el que voy a caer, es decir, ¡un milagro!
Una vida que merezca la pena vivir.
Un balcón con buenas vistas, para deleitarme mirando, y por si luego me hiciera falta para tirarme.
Una flor, esa que alguien corte de un jardín para mí.
Un bonito recuerdo, un buen motivo, las ganas de luchar, un camino por delante, una esperanza, un poder ilusionarme, una posibilidad, alguien que me acompañe.

Y digo yo ¿por qué narices no se van a cumplir todas estas cosas?
 
 
 


Y SIGO ODIANDO COSAS

Odio a las envidiosas. Envidiosas, envidiosas, envidiosas.
Odio a los niños, ¡a todos los menores de 14 años! (No tengo instinto maternal, qué le vamos a hacer).
Odio que ahora van a empezar a cobrar por todo, hasta tendremos que pagar por pisar la calle (uy, no lo digo que como me lea el "gobierno" seguro que lo coge como idea)
Odio las esculturas tan, tan, tan alternativas, que nadie es capaz de entender, y además suelen ser feas. Y muy caras, y demasiado grandes, y no sirven siquiera para adornar.
Odio los petardos, a las petardas, y a las rencorosas.
Odio el "Gran Hermano".
Odio tener que seguir con mis adicciones.
Odio empezar, empezar, empezar.
Odio las ideas oscuras, las mentes oscuras, las actitudes oscuras, las personas oscuras, los lugares oscuros, las carreteras oscuras, las habitaciones oscuras, los mares oscuros.
Odio a las personas obtusas.
Odio que se junten el viento y la lluvia si tengo que salir de casa.
Odio las persecuciones si no son de película.
Odio la flor que se marchita.
Odio a los que sólo saben ir donde van todos los demás.
Odio que me estrujen las mejillas, la barbilla y la nariz.
Odio que me miren con lástima.
Odio que me dejen sola en el desierto, en lo alto de la montaña o en una fiesta.
 
Pero soy una apasionada de los animales (perros especialmente, gatos, leones, tigres, caballos, elefantes, osos, etc.)
Soy adicta a la lectura, a la escritura, a mí misma, al cine americano, a la pizza, al chocolate negro, al vaso de leche antes de acostarme, al primer cigarrito del día, a la carretera amplia, de un sólo sentido, recta, despejada y bien iluminada y señalizada, a recrearme en mis fantasías y también (no por decisión propia) a sufrir y cabrearme.
 
Consejo: No perdáis tanto tiempo escribiendo y leed más.
 
 


COSAS QUE LEÍ POR AHÍ Y OTRAS QUE YO ESCRIBO

Como lectora empedernida que soy, y no sólo de novelas, de vez en cuando cae ante mis ojos algunas frases o pequeños artículos de personas famosas o desconocidas, que quedan en mi mente durante mucho tiempo, aún así siempre guardo los recortes donde fueron escritos esos textos, por si algún día me sienta bien recordarlos.
Y ahora es un buen momento y por ello quiero compartirlo con todos aquellos que lean esto. Os sigo invitando a hacer comentarios en mis blogs, pero por lo que veo, pocos os animáis a ello, bien, yo seguiré escribiendo igual, tal vez a alguien le lleguen mis palabras tal como a mí me llegaron esas otras que yo guardé y guste de recordarlas de vez en cuando.
 
Por ejemplo:
 
Lo siguiente está dicho por ELSA PATAKY hace unos años en una revista (mucho antes de que se fuera a Hollywood):
 
"Disfrutar, disfrutar y disfrutar de la vida y de todo lo que te regala. Es muy importante. Hay que aprovechar cada momento y exprimirlo hasta la última gota. No entiendo a la gente que no lo hace. - Queres es poder o el que la sigue la consigue. Yo creo que en la vida hay que marcarse algunos objetivos y luchar con fuerza para conseguirlos. Si tienes claro lo que quieres, tarde o temprano, tus sueños se acabarán cumpliendo."
 
El texto siguiente fue escrito también hace unos años por Pedro de Silva en el diario Levante:
 
"LECCIÓN INOLVIDABLE:  ..... pues más aún que ganar importa llegar arriba con el mejor estilo. Estos chicos, y su magnífico jefe, han dado un soberbio ejemplo moral, con enseñanzas tales como el valor supremo de la colaboración, la eficacia del trabajo en equipo, la superioridad del que sabe dominar al propio ego, las buenas prácticas del mando y las ventajas del buen rollo entre colegas. Esto lo aprenderán millones de niños y de jóvenes, la mejor educación para la ciudadanía. Más difícil será que lo aprendan tantos jefes tiránicos como pueblan los centros de trabajo, creyentes en la eficacia del látigo, tantos compañeros de trabajo que para medrar recurren a la zancadilla o a la insidia, tantas estructuras de poder en las que la gasolina es la adulación. Pero, aunque tal vez sea tarde para que cambien, al menos podrán ver que el triunfo se alcanza de otro modo."
 
Si estos pequeños ejemplos te sirven de ánimo, me alegro, y si no, adopta los tuyos propios.
Para mí son tán válidos en el momento en que los guardé como ahora, yo sé por qué.
 
Y ahora, si te apetece, añade tu comentario, y si no, puedes seguir leyendo o puedes pasar a tus asuntos propios y olvidar lo escrito aquí.
 
 
 

PROBLEMAS DEL PARADO DE LARGA DURACIÓN

Texto publicado en www.yobuscotrabajo.com, por Admin. fechado en Agosto 2010.


El desempleo, dada la gran carga de angustia e inseguridad que lleva emparejada, puede provocar diversos trastornos de tipo psicológico. Una de las características de nuestra personalidad que más se verá afectada por la situación de desempleo es nuestra autoestima, ya que mucha gente basa su valoración como personas en su desempeño profesional. Esta baja autoestima, además de provocarnos un gran malestar emocional, puede convertirse en una enemiga para la búsqueda de empleo.
El desempleo puede provocar que muchas personas caigan en una depresión, que deberán vencer lo antes posible para poder avanzar y salir de esta situación. Otro problema psicológico muy común en los casos de desempleo es la ansiedad, causada por el desconocimiento de lo que va a pasar con nuestro futuro y los problemas económicos que puede conllevar esta situación. Todos estos problemas psicológicos pueden hacer que nos quedemos bloqueados por el miedo y la inercia, sentimientos que debemos combatir para poder afrontar la búsqueda de un nuevo empleo con garantías de éxito.
Estos problemas psicológicos no afectan tan sólo a la persona desempleada, sino que pueden influir en todo su entorno. El desempleo puede afectar gravemente a las relaciones en el contexto familiar, provocando conflictos entre la pareja. Además, esta situación de inseguridad, crispación y problemas económicos puede influir en los niños, causándoles también a ellos trastornos emocionales.
Hay que tener en cuenta, además, que no todas las situaciones de desempleo son iguales. El desempleo de larga duración puede provocar problemas psicológicos de mayor importancia, al ser una situación sostenida en el tiempo. También pueden ser graves las consecuencias psicológicas del desempleo en los jóvenes, ya que ven como todas las expectativas que se habían formado durante sus estudios no se corresponden con la realidad, y en los mayores de 45 años, que no encuentran una salida fácil a su situación.


Yo soy mujer, de más de 45 años, parada de larga duración y por ello busqué este tipo de artículos, en la mencionada páginas hay muchos más al respecto. A todos aquellos que estén pasando por lo mismo que yo, les recomiendo visitarla.

Y también le recomiendo visitar estos artículos a los pocos empleadores que quedan que realmente quieran contratar al mejor y colaborar en solucionar esta espeluznante crisis que azota España.

Pensemos en el presente, sólo así avanzaremos. No perdamos el tiempo dándole vueltas al pasado ni tampoco tratando de visualizar un futuro lejano.
¡HAY QUE ARREGLAR EL PRESENTE, YA! Y eso sólo se puede conseguir dando empleo a mayores de 40 años ( que son los que tienen familias a su cargo, más experiencia, más necesidad y aún mucha vida laboral y personal por delante).



LOS LÍMITES HUMANOS



El ser humano, como imperfecto que es (aunque algunos piensen lo contrario), tiene los siguientes límites:

- La tolerancia.
- La paciencia.
- La capacidad de perdonar.
- El recuerdo.
- El tiempo.
- La fuerza.
- La perfección.
- La moral.
- La inteligencia.
- La observación.
- La sinceridad.
- El compañerismo.
- El altruismo.
- La comprensión y/o entendimiento.
- El sufrimiento.

Y algunos sentimientos:
   - El amor (salvo el amor de madre que es eterno)
   - El odio (se acaba cuando llega la indiferencia)
   - La ira (no se puede estar enfadado todo el tiempo)

Hay muchos más límites, muchos de ellos impuestos por la sociedad, que hacen del ser humano un ser vivo incompleto con escasa libertad de movimientos.
Pero en ciertas cosas, las personas no tienen límites (aunque algunos piensen lo contrario):
- La superación personal.
- El deseo.
- La verdad.
- El mantenimiento de la dignidad.
- La valentía.
- El conocimiento y/o la información.
- El amor de madre (el único tipo de amor capaz de superarlo todo... vale, también el amor verdadero cuando se aprende a distinguirlo y apreciarlo).
- La buena voluntad.
- La sensibilidad.
- La imperfección.

Finalmente, dejo aquí la siguiente reflexión:

"¿Hasta qué punto creamos nuestros propios límites?"


COSAS QUE DETESTO

He aquí una lista de algunas cosas que detesto (y clases de personas):
 
- Detesto a esos pseudoescritores que dan rienda suelta en sus blogs a una retahíla de palabras inconprensibles y pomposas sólo para anunciar a bombo y platillo su egocentrismo, y que al final de la lectura no te has enterado de nada de lo que han escrito, y lo peor, te  das cuenta que dicho lo redicho, realmente no han dicho nada.
 
- Detesto pedir un cortado bien cargado y que me pongan un vasito de leche con una gota de café, puaf.
- Detesto que alguien llame "trastos" a mis objetos más preciados (esos que acumulo con o sin orden por toda la casa).
- Detesto que venga el listillo de turno a decirme cómo y qué tengo que pensar.
- Detesto sentirme culpable cuando me compro algo que no necesito pero me gusta.
- Detesto no poder lucir esos cuatro vestidos maravillosos que tengo porque mi vida social no da para ello. (¿Y si me los pongo para bajar al supermercado?)
- Detesto que en la cola de caja del supermercado alguien me pida que le deje pasar porque sólo lleva una cosa... tiene prisa... es más mayor... se ha escapado del trabajo... le están esperando... tiene hora en la peluquería... pierde el bus... tiene la comida en el fuego...
- Detesto a los que se pasan los días contando "seguidores", "amigos", "me gusta"... en las redes sociales.
- Detesto que Quentin Tarantino no tenga perfil oficial en las redes sociales (al menos yo no lo he encontrado).
- Detesto los libros aburridos que no me descubren nada (llámense "Best-sellers", "Top ventas", "Primer premio del concurso...")
- Detesto a los que hablan como idiotas a los niños, los niños son niños y no idiotas.
- Detesto la espera tediosa de una respuesta a una pregunta sencilla.
- Detesto la no respuesta a una pregunta sencilla y educada.
- Detesto la respuesta maleducada a una opinión subjetiva dicha sin ningún ánimo de ofender.
 
Pero me gusta el olor del campo cuando llueve, me gusta el paisaje nevado si yo no estoy en él, me gusta la fotografía en blanco y negro, me gusta la respuesta educada aunque diga "no", y me gustaría que alguien a quien espero tuviera más tiempo para mí.
 
 


GRACIAS A LA REVISTA CUORE


 
Aquí estoy con mi ejemplar de la REVISTA CUORE, muy orgullosa y feliz porque la estupenda gente de la revista, tuvieron el gesto increíble de nombrar mi libro "ASESINOS INVISIBLES" en sus páginas, incluyendo la portada y una breve descripción.

Y digo "gesto increíble" porque dados los tiempos que corren aquí en España y cómo es la gente de interesada, maleducada y envidiosa, ellos no han tenido ningún problema en prestarme unos minutos de atención y responder al favor que les pedí.
 
Desde aquí, y como soy persona agradecida, generosa y valoro ante todo la buena educación, les mando un efusivo abrazo con mis mayores y más sinceros deseos de que su publicación siga cosechando éxitos y esté siempre disponible en el kiosco para hacernos disfrutar y darnos tan buenos momentos semana tras semana.
 
Y por supuestos, también porque CUORE lo dice, os recomiendo leer mi libro ya que engancha desde las primeras páginas, es original, diferente y está cargadito de emociones y sorpresas.
 
Buena lectura.