COSAS QUE NO PIENSO HACER EN NOCHEVIEJA

Esta es mi pequeña lista de cosas que tienen el NO más rotundo esta nochevieja.

1. NO ponerme alguna prenda de color rojo (a mí me dió muy mala suerte un año que lo hice). Vamos, que ni rojo, ni rosa, ni parecido.
2. NO echar un anillo de oro en la copa de cava. No vaya a ser que me atragante y ya empieze mal el año nuevo.
3. NO conducir. Y eso que no bebo, pero hay demasiado jaleo después de las doce y no se puede aparcar y no me fío un pelo de los que sí beben y luego conducen saltándose todas las normas y el respeto por la vida de los demás.
4. NO acudir a una discoteca. Por todas la razones del mundo.
5. NO pasarme la siguiente media hora de las doce enviando sms, tuits, y demás. En serio, que apagaré el móvil, el ordenador y cerraré la ventana a cal y canto.
6. NO atiborrarme de marisco, salsas, cordero al horno, polvorones, etc. etc. etc. Que yo quiero seguir estupenda y sin empacho un año más.
7. NO calzarme unos taconazos de 15 centímetros, estrechos, carísimos y de color rojo. ¡Nada! en zapatillas que para eso me quedo en casa.
8. NO pedir deseos imposibles que no están a mi alcance (tipo "triunfar en Hollywood" si ni siquiera soy actriz)
9. NO fregar los platos despúes de la cena. Vaya, que tengo todo un año por delante para hacerlo.
10. NO olvidarme de los verdaderos amigos y personas que realmente me quieren y me lo demuestran día a día y no sólo en fiestas.
 
Pero que cada cual haga lo que mejor le vaya y más le apetezca, con responsabilidad y respeto.
¡FELIZ AÑO NUEVO 2013!
 
(Ah, lo siento por los supersticiosos del 13...)
 

COSAS QUE HE LEÍDO EN LA PRENSA

El muy honorable escritor, articulista, etc. JUAN JOSÉ MILLÁS, escribe hoy una columna en el diario Levante comentando que fue al cine una tarde y la sala estaba vacía, tan sólo él ocupaba una butaca, quiso salir dejando la película a medias pero uno de los personajes "le gritó" que permaneciera quieto.  Entonces él obedeció y volvió a sentarse evocando una época anterior en que las salas de cine se llenaban y te dabas de codazos con las personas de las butacas conlindantes.
 
A mí me hace evocar esas salas de cine de antes, repletas, con vítores al comenzar la película y aplausos, en la mayoría de los casos, al terminar. Sin palomitas por favor. Y digo yo ¿será por culpa de las salas de cine de ahora? ¿Será por culpa de las películas que proyectan? ¿Será que la educación y actividad ociosa y cultural de la gente ha cambiado? ¿Será por culpa de internet? ¿Será por culpa de "esos" depravados de siempre que han subido los precios, el IVA, etc.? ¿Qué será, será?
 
En el cine español lo tengo claro, lo siguiente:
En el mismo diario, en otra columna, según la agencia EFE, las películas españolas consiguieron una cifra de mercado tipo record, la más alta desde hace 27 años, gracias a películas como "LO IMPOSIBLE", "TADEO JONES" y "TENGO GANAS DE TÍ".
Bien, analizemos.
"LO IMPOSIBLE", película de facturación española con actores extranjeros, estrellas ya del cine como Naomi Watts, taquillazo y puesta a parir por la crítica españolita.
"TADEO JONES", género de animación, versión a la española de Indiana Jones, un género que cada vez capta más adeptos en el público ya que hay talento y "cierta copia al buen hacer norteamericano" en este tipo de películas.
"TENGO GANAS DE TÍ", drama romántico adolescente, éxito literario italiano (Federico Moccia), y protagonizada por MARIO CASAS, el joven actor español que arrasa por donde pasa, por guapo, simpático, pinta de tipo duro y malote y romántico donde los haya, vamos, éxito seguro de taquilla.
 
Vale, ¿y a qué viene todo esto que digo? Pues viene de que a ver si de una puñetera vez los "entendidos" españoles en cine se ponen las pilas, se miran un poco las estadísticas de taquillazos en el cine y aprenden a hacer esas películas que el espectador desea ver y no encuentra en la filmografía española.
Que luego no se quejen de que el más exitoso director español sea Santiago Segura haciendo películas de tono "impresentable" como la saga del mísero Torrente.
 
Pero, por desgracia, en mi humilde entender y opinión, creo que eso no ocurrirá, pues entre la crisis, la falta de visión de negocio, la envidia y la mala educación de la que hacen gala algunas personas "tan im-por-tan-tes", no se presta atención a lo que realmente funcionaría.
 
O sea, que se dejen de "obras de arte", de "me voy a llevar todos los premios pero me importa una mierda el espectador" y se dediquen ya de una vez por todas a hacer películas entretenidas, divertidas y alocadas de verdad, con actores guapísimos (que los tenemos y muchos) y nos convenzan de que podemos ir al cine a ver una película española sin miedo a dormirnos, literalmente, en la butaca.
 
Entonces, si eso sucede, el señor Juan José Millás, ya no se volverá a encontrar solo en la sala de cine y podrá discutir con el de al lado por quién tiene derecho a posar el codo en el brazo de la butaca.
 
 

¡ATENCION CHICOS! SI ELLA DICE...

 

  Estimados caballeros, leed esto y poneos las pilas, que si no, siempre será Brad Pitt quien se lleve el gato al agua.

Si ella te dice -tengo hambre- quiere decir -¿me invitas a un suculento desayuno (comida,cena) en la terracita de un restaurante (cafetería-bar) maravilloso?
Si ella te dice -me duelen los pies, empiezo a estar cansada- quiere decir -¿me coges de la mano?
Si ella te dice -tengo frío- quiere decir -abrázame.
Si ella te dice -no me has enviado un mensaje- quiere decir -¿ya no te gusto?
Si ella se atusa el pelo cuando habitualmente no lo hace, quiere decir -hoy he ido a la peluquería ¿te gusta mi peinado?
Si ella mira el reloj compulsivamente, no te está pidiendo que le regales uno, quiere decir -qué pelmazo, qué ganas tengo de irme.
Si intentas ayudarla a ponerse el abrigo y ella no se deja, no es que sea una chica independiente, quiere decir -no me gustas nada.
Si ella se resiste a entrar en su portal quiere decir -bésame. Si no mira ni para atrás, quiere decir -lárgate ya de una vez.
Si ella te habla con ojitos, de Cristiano Ronaldo, Mario Casas, Brad Pitt y semejantes, quiere decir - a ver si te pones en forma. o sea, a ver si haces un poquito de músculo y te quitas de una vez esa dichosa barrigota cervecera.
Si ella bosteza y no son ni las tres de la tarde, quiere decir -chico, me aburres que no veas.
Si ella jugueta con la comida y sabes a ciencia cierta que no es anoréxica, quiere decir -me gustaría más estar comiendo otra cosa.
Si ella te dice -tengo cientos de miles de amigos en Facebook, en Twitter, en Tuenti, en...-, quiere decir -nunca te amaré lo suficiente, nunca tendré tiempo suficiente para tí, ni para tí ni para nadie, o sea, soy tonta.
Si ella te dice -me encantan ese tipo de películas-, quiere decir -me volvería loca ir contigo al cine-, ya sabes, coge la cartera e invítala, y nunca jamás le digas que tú ¡odias! este tipo de películas.
Si ella presta más atención a su móvil, ipod, ipad, tablet, uñas, botón del jersey, etc. que a tí, quiere decir -qué plasta de tío-, lárgate de ahí cuanto antes.
Si ella te dice -NO- quiere decir -NO-, no insistas, no repitas, no fuerces, no persigas, ni lo intentes.

Podría decir y decir y decir hasta cansarme y como mujer que soy, ningún hombre acabará de entenderme, porque como dijo John Grey, "Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus".



MÁS COSAS QUE ODIO

 
Odio las fiestas de Navidad, esas que empiezan a finales de Noviembre y acaban a finales de Enero, con sus muchas obligaciones, vacíos, recuerdos, problemas, exageraciones, villancicos, prisas...
Odio a los que van silbando por la calle, no parecen alegres, ¡parecen estúpidos!
Odio el ácido del limón.
Odio los caminos torcidos (de dios o del diablo, me da igual)
Odio el tiempo de espera.
Odio que me llame el "número desconocido".
Odio los trozos de fruta en los yogures.
Odio a los caballeros andantes que ni andan ni son caballeros.
Odio a las actrices que aceptan el desnudo porque "lo exige el guión" (¡tontas! el guión nunca lo exige).
Odio las compras compulsivas, esas que hago porque necesito animarme y de las que luego me arrepiento.
Odio que los hombres no sepan que el 90% de la rubias son rubias de bote, o sea, ¡teñidas!
Odio los propósitos de año nuevo.
Odio las espinas del pescado (y las otras también).
Odio tener que decir SI cuando quiero decir ¡NO!
Odio pedir unas patatas bravas y que me las sirvan con mayonesa y no con ajoaceite.
 
Pero me gusta el estampado de leopardo, me gusta leer algo que me emocione, me gusta que alguien adopte un perro abandonado para no abandonarlo jamás, me gusta leer a la orilla del mar, me gusta imaginar que me va a tocar la lotería y voy a poder pasar las fiestas de navidad lejos, muy lejos, recluída en solitario en algún lugar sin nombre.
 
 
 


REQUISITOS PARA PUBLICAR UN LIBRO EN ESPAÑA

 
1. Escribir un libro (parece obvio, pero no lo es tanto, ver punto 5). Consejo: mientras escribes el libro ve ahorrando, todo lo que puedas, te hará falta si finalmente publicas por co-edición, o autopublicas o quieres mejorar el marketing que necesitarás para promocionarte.
 
 
2. No ser español. Puedes cambiarte la nacionalidad o, si eres bueno en el tema, crearte una identidad falsa. Todo el mundo sabe (lo han dicho personas como Antonio Banderas, Javier Bardem, Angel Llácer, etc) que en España se valora mucho más lo que viene de fuera que lo propio.
 
 
3. Si eres español y no quieres seguir el punto 2, dominas otro idioma, escribe en ese otro idioma, mejor si es el inglés, pero últimamente está bastante de moda el sueco... y el alemán, claro.
 
 
4. Todo el mundo sabe que en España el pecado mayoritario es la envidia (y no la sana precisamente), pero puedes utilizar esa circunstancia a tu favor. Da a entender que ya te han propuesto contrato de edición en otras editoriales de otros países, seguro que despiertas más interés.
 
 
5. Puedes optar por hacerte primero famoso saliendo en la televisión, dedicándote a la política o al espectáculo (tipo José María Aznar, Mario Vaquerizo, Tania Llasera, Ana Rosa Quintana, etc), si estás en el ojo del huracán, los editores querrán aprovechar el tirón. No importa que lo que escribas sea una mier... ya te lo arreglará el "negro" correspondiente.
 
6. Ármate de perseverancia y sobre todo de paciencia, las vas a necesitar a raudales.
 
7. Aprende a aceptar el NO como medio de vida.
 
8. Aprende a ser tú mismo en todo momento y no ceder ante críticas, malos entendidos, puertas cerradas, competencia desleal, y muchas más cosas.
 
9. No pidas consejos y ayuda a otros escritores que ya publicaron. No al menos directamente, sólo encontrarás rechazo, insultos y negativas. Además de excusas tontas. Hay mucha información en internet, gente que gratuita y generosamente escribe blogs sobre este tema y muchos temas colaterales.
 
10. Ten como objetivo progresar y mejorar, seguir escribiendo y publicando, NO hacerte rico. (Lo de Harry Potter, Crepúsculo y algunos más sólo pasa cada muchos años y siempre fuera de España)
 
11. Hay muchas editoriales, muchos medios para publicar, no aceptes lo primero que te llegue, estudia bien primero todas las opciones.
 
12. Las redes sociales están bien para darte a conocer, pero restringe adecuadamente el cómo, el qué y el con quién.
 
13. Esmérate en el título del libro, encuentra al lector más adecuado para tu novela y háblale de tú a tú, hazte su amigo y comparte.
 
14. No sigas a rajatabla ningún consejo, te lo dé una escritora principiante como yo que sólo lleva un libro publicado, o te lo dé el mismísimo García Märquez.
 
15. Sigue tu propio instinto, no olvides el corazón cuando utilices la cabeza y piensa que en toda oscuridad siempe se enciende una luz.
 
Piensa, escucha, siente, espera, lucha, entiende, mira, observa, trabaja, trabaja y trabaja.
Tendrás algunos días buenos y muchos malos. Todo esto es según lo veo yo, con un punto de ironía y humor del bueno (como suelo poner en casi todos mis escritos), te pueden gustar o no, te pueden servir o no, lo puedes tener en cuenta o lo puedes olvidar para siempre.
¡TÚ ERES TÚ Y NADIE TIENE POR QUÉ CAMBIARTE!
 
¡¡MUCHA SUERTE!!
 
 
 


¿QUIÉN TIENE RAZÓN, A o B?


  1. A quién madruga Dios le ayuda.
  2. No por mucho madrugar amanece más temprano.
      A. Aquí el que no corre, vuela.
B.El que mucho corre, pronto para.

  1. El tamaño sí importa.
  2. Cuanto más largo es el mástil más cuesta izar la bandera.
     A. Caballo grande, ande o no ande.
     B. El buen perfume siempre va en envase pequeño.
 
  1. La belleza está en los ojos del que mira.
  2. En el país de los ciegos, el tuerto es el rey. 

  1. Tiran más dos tetas que dos carretas.
  2. Poderoso caballero es don dinero.
 
  1. Lo importante es participar.
  2. Llegué, ví y vencí.

  1. El que primero llega se la lleva.
  2. Vísteme despacio que tengo prisa. 

  1. No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.
  2. Quien mucho abarca, poco aprieta.