EL DERROCHE DE MANUELA CARMENA -por Chelo J. Rodríguez

La alcaldesa de Madrid, la señora Manuela Carmena, ha gastado 20.000 euros en componer en los semáforos de la ciudad de Madrid, un dibujo de una mujer vistiendo falda. Supongo Sra. Carmena, que esos 20.000 euros han salido del propio ayuntamiento, es decir, dinero público. Dinero de todos los españoles. ¿Ha hecho usted referéndum de si los madrileños querían contribuir con sus impuestos a ese gasto gráfico? 

Esos 20.000 euros podrían haber sacado a una familia de la pobreza, o a dos, o a tres. Podían haber sido invertidos en investigación médica que salve vidas, podrían haber dado de comer a bastantes personas durante más de un año. Podían haber sido empleados en crear algunos puestos de trabajo, o en escolarizar niños en riesgo de exclusión, o en arreglar pavimentos de la ciudad deteriorados y que son un peligro para los viandantes. 
Podrían haber sido empleados en tantas cosas muchísimo más productivas...
Pero para poner faldita en un dibujo, por su orden y gracia, señora Carmena, debía haber gastado usted ese dinero de su bolsillo.
¿De verdad piensa usted y tantas mujeres reivindicando desde su feminismo la igualdad entre géneros, que con ese dibujo, para mi opinión, sexista y no feminista, han avanzado en conseguir sus derechos y peticiones? 
Hace años, ustedes mismas, pretendieron que en los aseos públicos se dejara de identificar el aseo de las mujeres con el dibujo de una silueta femenina vestida con falda. Entonces ¿qué pasa ahora? ¿Volvemos atrás? ¿Volvemos a tener que identificarnos como mujeres porque llevamos falda?
Señora Carmena y compañía, sepa usted que hace ya muchos, muchos años, la mujer viste tanto con falda como con pantalones. Y se dejó de vernos poco femeninas por ello gracias a mujeres que en su momento lucharon por una no discriminación de género de forma eficaz, y no con chorradas de pataletas estúpidas.
Además, si el semáforo indica verde con una silueta con falda, ¿qué se puede entender, que sólo mujeres, hombres vestidos con el traje típico escocés y algún que otro transexual, pueden cruzar la calle?
Me encuentro yo en ese semáforo, y miro mis piernas, llevo pantalones, ¿no tengo autorización a cruzar? ¿Debo volver a casa y ponerme una falda para poder hacer uso de esos semáforos?
Mire, no tengo tiempo, además, miro los semáforos y lo que entiendo, como todos, es que si está verde para los peatones y las peatones, puedo cruzar, y si está rojo, no. Sin más. 
Dudo mucho que semejante bobería les haya hecho avanzar en su carrera feminista, ni les haya hecho más felices, ni más inteligentes, ni más ricas, ni más guapas, jóvenes y delgadas.
Me indignan usted señora Carmena, y sus compañeras de feminismo, con tanto despotismo, suficiencia y mala hostia que se gastan.
Yo, por supuesto, denigro el machismo,la violencia machista y la discriminación hacia la mujer, pero por ser mujer no considero que tenga la obligación de ser feminista. Vivo en una democracia, en un país libre y como persona libre que soy, expreso mi libertad de opinión. ¿O acaso ya no existe esa libertad de expresión? ¿O acaso es que estamos en una dictadura?
No levante las manitas en señal de victoria, señora Carmena, porque no la tiene, tan sólo ha hecho usted una tremenda estupidez que coloca a las mujeres en un nivel intelectual muy, muy bajo. Y lo peor de todo, lo ha hecho con dinero público que hubiera sido muy útil para menesteres más beneficiosos y vitales.
Así no se consiguen las cosas.

Derechos de autor: Código de registro: 1706092565173 en SafeCretative


¿VIOLENCIA DE "GÉNERO" O MÁS BIEN, VIOLENCIA MACHISTA?

¿VIOLENCIA DE "GÉNERO" O MÁS BIEN, VIOLENCIA MACHISTA? DISTINGAMOS.

Por Chelo J. Rodríguez


Hablando yo también sobre la violencia de género, tema tan de moda desde que empezó este año, ya aviso que en lo primero en que no estoy de acuerdo, es en que se llame violencia de “género”. Pues si nos atenemos a esta denominación, ya aviso a quienes se les haya olvidado, que géneros hay dos:
Masculino y femenino.

No, hay cuatro:
Masculino.
Femenino.
Hombre con vulva. (Barba, sin tetas y con vagina)
Mujer con pene. (Tetas, sin barba y con pene)

NO, hay más:
Hombre con pene pero que es homosexual.
Mujer con vulva pero que es lesbiana.
Hermafrodita.
Asexual.
Centauro: mitad hombre mitad caballo.
Minotauro: mitad hombre mitad toro.
Sirena: Mitad mujer mitad pescado.
Lo que no se sabe lo que es.

Por lo tanto, dejemos de llamar violencia de género a la violencia MACHISTA.
Puesto que la violencia de género sería violencia de hombre contra mujer, mujer contra hombre (que la hay y mucha, mucha, pero suele ser psicológica que es más difícil de demostrar y suele ser silenciada por los medios de comunicación y por otros intereses sociales, y por las mismas mujeres las primeras, por supuesto).

Ese crimen ocurrido esta semana en Campo de Criptana, en que el señor marido ha asesinado a su señora esposa y a sus dos hijos y después se ha tirado por el balcón).
Lo primero que dicen en Tv. al dar la noticia, es que es un caso de presunta violencia de género. Primer error. NO es violencia de género, en todo caso es violencia machista. Lo cual, yo personalmente, en este caso tengo mis dudas.
También dicen que NO hubo denuncias previas.
También dicen los vecinos y conocidos del presunto “maltratador” que era un hombre amable, educado, tranquilo y que no se imaginaban que pudiera ser violento.
También enseñan una foto del matrimonio.
Veo en esa foto: un mujer de envergadura superior a su marido. Ninguna pinta de mujer maltratada, sino más bien lo contrario, de mujer maltratadora, dominante, exigente y amenazadora. Veo a un hombre pequeño, un paso por detrás de la esposa, como encogido, asustado, dominado y especialmente harto, deprimido, cansado.

Si este hombre era un maltratador, que se demuestre, y si no lo era, este caso no se puede adjuntar a los casos de violencia machista, que dejen su nombre como un asesino y no como un maltratador.

El hombre maltratador, en general, NO se tipifica como suicida.
Todas mis señales indican que este caso era un caso de violencia femenina y falso feminismo contra el hombre. VIOLENCIA DE LA MUJER CONTRA EL HOMBRE.
Seguro que ese hombre estaba hasta las mismas narices de las imposiciones, controles, dominaciones y acusaciones varias de su esposa, estaba harto de querer separarse de ella y no poder porque ella le amenazaría con quitarle a los hijos, quitarle todo el sueldo y dejarlo en la miseria, día tras día, hasta que él, en un ataque de locura post-stress, acometió tales asesinatos y luego su suicidio.
NO hubo denuncias de maltrato machista anteriormente. ¿Por qué?

  1. No existía tal maltrato machista
  2. Si lo denunciaba e iba a la cárcel, ¿quién trabajaría entonces para llevar el dinero a casa?
  3. Ella iría solita a todas partes ¡pobre señora casada con lo que le costó el vestidito de novia en su “el día más feliz de su vida!
  4. Se podría descubrir que era falso, que la verdad es que era ella la maltratadora.
  5. Tenía miedo. ¿De verdad esa mujer de 30 kilos más que él, tenía miedo? Y si tenía miedo ¿por qué no avisó a amigas, familiares, vecinos, policía, guardia civil…para que la ayudaran?

Me gustaría que algún periodista sagaz y eficiente, hombre por supuesto, investigara a fondo este caso en concreto, y si le da, muchos otros, en los que parece dudoso que hubiera violencia machista, y lo saquen a la luz pública, que fuerza del orden y seguridad (policías, guardias civiles) hablen claramente que NO era así, que no se empeñen siempre en acusar a las primeras del cambio al hombre de estos asesinatos, palizas, acosos, etc.
EXISTE EL MALTRATO, Y MUY VIOLENTO ADEMÁS, DE LA MUJER CONTRA EL HOMBRE.
¿Por qué lo esconden?
Ser mujer “maltratada” da derechos a ciertas subvenciones económicas, ventajas laborales, etc.
PIENSEN, investiguen, no juzguen a las primeras de cambio, no se amparen tanto en unas leyes equivocadas. DIGAN LA VERDAD!!!!

El planeta, la naturaleza, nuestro contexto, cambian a mucha velocidad, tecnología, inventos, asuntos extraplanetarios… pero el ser humano no evoluciona a ese ritmo, de hecho, de unos años a esta parte, está retrocediendo, especialmente las mujeres (las mujeres-mujeres, vamos, las que tienen vulva, tetas, sin barba y no son lesbianas), pues siguen soñando, y cada vez más pronto, con el dichoso vestidito blanco y largo y merengue de novia, con el día del banquete nupcial para ser las protagonistas en ese tonto día, con su viajecito de luna de miel, con la proposición de matrimonio (que no es más que un contrato económico y social nada ventajoso para el hombre), con tener hijos, a más mejor, porque por cada hijo el señor marido (que no siempre padre de esos hijos) tiene que desembolsar un dinerito, y etc. etc.
¿Verdad señoras en busca desesperada de marido que las mantenga?
¿Verdad señoras casadas, dependientes e hipócritas, cornudas, insatisfechas, agotadas, frígidas y amargadas?

Entonces pues, cuando el hombre suspira por la separación matrimonial y/o el divorcio, ellas sacan toda su artillería de amenazas parentales, económicas especialmente, para que él no se vaya. Entonces pues, el hombre se harta, se vuelve tarumba, se estresa, empieza a desvariar, hasta que llega ese momento en que no ve más solución que asesinarla, con o sin hijos incluidos.
ESTO ES UNA REALIDAD, que no sé muy bien por qué, se calla la sociedad, las autoridades, la justicia y los medios de comunicación.

Los hombres deben YA reivindicar su verdad, exponer estas situaciones altamente frecuentes, unirse y luchar por su felicidad. Y esa felicidad que buscan NO está ya al lado de esas señoras esposas que no les dejan ni respirar.

Señoras casadas, asuman su fracaso, acepten la separación y aprendan a vivir solitas, con su propio trabajo y sueldo, y dedíquense a buscar a otro hombre que de verdad las amen, y a quien amen de verdad sin dineritos de por medio ni hipócritas simbolismos sociales. Sean MUJERES, no antiguallas prehistóricas supeditadas al “status matrimonial”, en resumen, TENGAN PERSONALIDAD Y DIGNIDAD.

Derechos de autor: Código de registro: 1706092565166 en SafeCreative

"PONER LA OTRA MEJILLA"

"PONER LA OTRA MEJILLA"


 En el mundo mío, ese que es tan particular y tan chulo, las cosas bonitas que pasan no son reales, me las tengo que imaginar.

 Mi fantasía preferida es esa en la que soy una mujer española de 50 años, sí, 50 años, guapa, inteligente y feliz. Feliz porque tengo el trabajo que me gusta, con el que siempre he soñado, en una empresa ideal en la que cuenta lo que hago, soy valorada cada día y nunca discriminada. Me permiten llegar tarde por culpa del aparcamiento y opinar. Me pagan incluso más del sueldo mínimo interprofesional, a pesar de las 50 horas semanales, y me dejan coger las vacaciones coincidiendo con las fiestas de mi pueblo, no me amenazan cada mes con un ERE, no me repiten hasta la saciedad que en la puerta hay dos mil personas suplicando por ocupar mi puesto, y hasta me regalan una cestita de navidad los años bisiestos. ¡Jolines, qué feliz soy!

 Luego pasa que salgo de mi mundo y me voy al otro, al real, y descubro que soy una vieja de 50 años, parada de larga duración, y que aunque aparente 35 (de verdad de la buena), no me dan trabajo en las perfumerías esas en las que una jovencita de 20 años intenta convencerme de que las cremas anti-edad me van a dejar la piel como si fuera una niña de 8 años a punto de tomar la comunión con vestido nuevo hecho a medida por diseñador famoso, es decir, una niña rica, que no una rica niña. Yo la miro y pienso “si usaras esta crema y no esa que intentas venderme, llegarías a mi edad con tan juvenil aspecto”. Pero como sólo lo pienso, que no se lo digo en voz alta, no a ella, sino al dueño/a de la perfumería, no comprende que una mujer madura que aparenta menos edad sería la dependienta perfecta para vender cremas anti-edad. ¿Lo han pensado alguna vez, por una de aquellas?

 Pero daría lo mismo que lo dijera en voz alta, ese empresario/a es español y no entendería estas rarezas mías de que si no innovas y arriesgas un poco, te vas a quedar sin avanzar.

 Y quien dice perfumería, dice tienda de ropa, de electrodomésticos, joyerías, supermercados, de artículos de viajes, de... de…, resumiendo, toda clase de tiendas.

 Cansada ya de intentar abrirle los ojos a estos empresarios españoles tan “listos”, tan impasibles y tan ciegos, por no decir cobardes, me voy a estudiar una FP de mecánica de coches deportivos a ver si con eso consigo entrar en la Fórmula Uno, eso en mi mundo chulo, porque en el otro, a lo más que llegaría sería a poder cambiar la rueda de mi viejo coche yo solita.

 O mejor me quedo en casa, mientras aún la tenga, y vocifero por la ventana que como ya estoy harta de recibir siempre el mismo golpe en la misma mejilla, ahora voy a poner la otra, a ver qué pasa.
Chelo J. Rodríguez

"NO A LOS GILIPOLLAS QUE INSULTAN EN EL FÚTBOL"

Un NO así de grande a esos gilipollas que insultan desde las gradas en un partido de fútbol.
¿Se llaman aficionados? NO
¿Se llaman hinchas? Normales NO, desde luego.
¿Se llaman gilipollas? SI, SI, SI.
 
Que conste ya en este momento, soy mujer y como casi todas las mujeres, ni me gusta el fútbol ni entiendo "pajolera" de cómo funciona el dichosito partido.
Pero algo sé de buena educación y respeto, y también de afición y gusto por un deporte. ¿El fútbol sigue siendo un deporte, o es que ya ha perdido esa categoría?
Que se siga poniendo "verde" al árbitro (y sólo eso) cuando pita en contra de la opinión del aficionado, aún podría conservar un sentido, una lógica, pues el entusiasmado de un equipo no quiere que pierda y se exalta.
De ahí a insultar por insultar, a discriminar, vejar, rechazar y a comportarse como un disparatado y gilipollas energúmeno, hay una gran distancia que ahora, por desgracia, se ha convertido en primera e importante noticia en este país de ignorantes machistas.
¿Qué ganan con ello, además? ¿Quién les paga, quién les financia sus violentas acciones, su verborrea vergonzosa y denigrante?
Ah, que un radical ha muerto hace unos días. Uno más, que no el primero. Según las informaciones, era un tipo con antecedentes, fichado por actos violentos y presunto maltratador en su vida personal. Vamos, un chulo de mucho cuidado al que tras una paliza tiraron al río y allí se murió, cuando él antes, seguramente varias decenas de veces, había hecho lo mismo con otros.
¿Y ahora va a resultar que es un "héroe", un estandarte de la sinrazón y la estupidez no deportiva?
Me entra la risa, y más que risa, me entra rabia.
Estos gilipollas "insultadores" son de todo menos aficionados a un deporte, ese deporte llamado fútbol que tanto deleita, gusta y entusiasma a los hombres, pero que luego van a verlo en el campo y sólo se dedican a comportarse como orangutanes enfermizos y no como aficionados, sin disfrutar del partido, del buen hacer de los jugadores y de los a veces, estupendos goles que marcan o paran.
Siento verdadera vergüenza ajena de ver ese comportamiento tan soez en los hombres, al que no le encuentro ningún sentido, que no sólo perjudica al deporte sino que daña, quizá de manera irreversible, la imagen de la población masculina española y seguramente, más de una vez, la dignidad y los derechos humanos de un futbolista (que también es persona) y de su familia.
Aún me parecen pocas y muy suaves las medidas que han tomado los equipos para evitar ese tipo de actos de violencia extrema que se llaman cualquier cosa menos deportividad.
Pero repito, como mujer que soy y como particular que soy, ni me gusta el fútbol ni lo entiendo ni lo sigo, sólo sé que Cristiano Ronaldo está bueno y es un deleite que se pueda quitar la camiseta sin que le sancionen cuando marca un gol, para que yo y muchas como yo, lo disfrutemos. Menos insultos y palizas y más pectorales y tabletas de chocolate.
Y ya sé que al decir esto, tú, gilipollas fanático irracional del balompié me vas a poner a parir o a bajar de un burro y a llenarme de insultos vejatorios, todo lo cual me la suda porque a palabras necias oídos sordos, y porque para buena educación, la mía.
Ésta ha sido mi humilde opinión, pero vamos, que si por enfrentarse unos grupos radicales a otros, se pierde por el camino algún delincuente maltratador, no seré yo la que llore.
 
 


GENTE DESAGRADABLE

- Los arrastrapies. (Esos que andan arrastrando los pies por todas partes, es realmente desagradable escuchar ese sonido tan vulgar y perezoso ¿no?) Señores, ¡hay que levantar las rodillas! que luego se resienten los huesos.
- Los silbadores. (Esos que andan silbando por todas partes y a todas horas), y no porque estén contentos, sino porque llevan toda la intención de dar por culo, ag.
- Los rozaparedes. (Esos que caminan por la calle pegándose a las paredes). ¿Será por miedo a que les caiga una maceta?
- Los empujadores. (Esos que te empujan sin miramientos para subir los primeros al autobús, llegar a la caja del supermercado, entrar en la sala de cine, usar el cajero automático, coger el ascensor, cruzar la calle, etc. etc.)
- Los reposaculos. (Esos que siempre "necesitan" sentarse mientras esperan turno en el Banco, en el autobús, en el médico, en la oficina del Inem, y en el supermercado no porque no hay banquito para reposar el culo, que si no, también.)
- Los avanzafinales. (Esos que en el cine van comentando la película en voz alta y te adelantan el final y te lo joden, esos que saben qué pasará mañana, esos que ya preveían la crisis económica y se lo callaron, etc.)
- Los yatelodije. (Esos que lo saben todo y te dan consejos que no has pedido y siempre creen tener razón y tienen la solución a todo pero que no solucionan nada y todo lo ven negativo porque según ellos todo acabará en hecatombe).
- Los recolectaseguidoresacualquierprecio. (Esos que dicen o hacen lo que sea aunque no sea lo que piensan con tal de añadir un puntito interesado en su lo que sea -véase redes sociales- y cada día que pasa dejan de vivir la vida a pie de calle que a fin de cuentas es la vida que importa).
- Los habloinglésdeputapenaperonomedoycuenta. (Esos que estudiaron inglés en un libro con un profesor no nativo, se saben las traducciones de memoria y se ponen a hablar inglés y te sueltan el discurso y tú que realmente sabes inglés no les entiendes una jodida palabra ni en inglés ni en ningún otro idioma y no se lo dices por no ofender).
- Los soyelgraciosodelgrupoperotengolagraciaenelculo. (Esos que no pueden parar de hacer bromitas, contar chistecitos aburridos, armar el follón en la pandilla, discutir con todos por todo y encontrarlo todo para morirse de la risa aunque delante alguien se esté muriendo de la pena y que ya aburren hasta la saciedad con sus gracias sin gracia y que te dejan hastiado de que siempre en todo momento quieran destacar, uf).
- Los measustodetodo. (Esos ante los que no puedes dar tu opinión crítica e irónica sobre ningún tema porque no la entienden y se cagan de miedo ante lo que no entienden y se molestan porque piensas de otra manera y defiendes tu manera y no te perdonan que digas las cosas claras, sinceras y a la cara).
 
Y los... y los que... y los que si... y los que yo qué sé... y los...
Demasiada gente alrededor demasiado delicadita, intolerante y maleducada que se creen el centro de todo cuando el único centro que existe es el de la Tierra, y ese centro, por cierto, quema mucho.
 
 
 


VALENCIA (ESPAÑA) CIUDAD DE LA LUZ Y LAS FLORES

Valencia, ciudad española del Mediterráneo, clima cálido, oferta cultural diversa, ocio a raudales, luz, color, la tierra de las flores.
 
 
 
 
Te gustará visitar su centro histórico, sus playas, el Oceanográfico, la Ciudad de las Artes y las Ciencias, escuchar su música. Toma una horchata en una de las innumerables terrazas, o una sangría bien fresquita. ¡Vive Valencia!
 


COSAS QUE HACER EN ESPAÑA CUANDO ESTÁS DE VACACIONES

¿Qué se puede hacer en España cuando estás de vacaciones?
 
Lógicamente las cosas que se pueden hacer varían si eres español o de otro país, aunque no tendría porqué ser así.
 
Una: Recorrer toda España. Y España incluye las islas Baleares, las islas Canarias, Ceuta y Melilla.
Dos: Disfrutar del recorrido, paisajes, gastronomía, clima, etc. El objetivo no es el destino, sino el camino.
Tres: Aprender a hablar español correctamente, a escribirlo y leerlo (y recalco, esto es válido tanto para españoles como extranjeros).
Cuatro: Comprar al contado.
Cinco: No tirar nada útil que ya no uses a la basura, hay demasiada gente necesitada, y sin buscar apenas, encontrarás a esa persona que siempre te agradecerá el regalo.
Seis: Ir a la playa, hay mucha costa, de todas las categorías, y te sale más barato que irte a otras con mucho ruido y pocas nueces.
Siete: Recoger perros abandonados y llevarlos a un lugar seguro si no te puedes hacer cargo de ellos.
Ocho: Visitar los parques naturales, y los bosques naturales antes de que desaparezcan por incendios provocados.
Nueve: Colaborar, si puedes, con los millones de víctimas de la crisis económica.
Diez: Comprar un traje de "faralaes", beber horchata, comer paella, cocido, gachas... beber vino tinto del bueno, comer jamón de pata negra, patatas bravas, aceitunas rellenas de anchoa, beber agua de valencia, chupitos, manzanilla...
Once: Olvidar el fútbol y hacer senderismo.
Doce: Ir al cine a ver una película española (aunque sea por caridad).
Trece: Jugar al dominó en un club de jubilados o en un bar. O sólo mirarlos y huir agobiado por el golpe que pegan en la mesa al poner la ficha.
Catorce: Soñar que te haces rico sin estafar, robar, mentir o maltratar a nadie.
Quince: Visitar la ciudad de Valencia y recorrer las calles y lugares que se nombran en el libro "Asesinos invisibles" (escrito por mí misma).  Si lo haces, te prometo que mantendré a mis asesinos quietecitos para que no te molesten. Palabra.
 
 
Estas son sólo unas pequeñas y sencillas ideas para hacer en España cuando estás de vacaciones, según vayas por ahí o por allá, seguro que se te van ocurriendo más. ¡Que lo disfrutes!
 


COSAS QUE HACER EN ESPAÑA CUANDO TE QUEDAS EN PARO

Cosas que puedes y deberías hacer en España cuando estás parado.
 
Primero: Alegrarte. ¿Por qué? Acabas de entrar en el club que hay ahora con más socios, y va en aumento. Harás un montón de amigos con los que compartirás un sinfín de emociones y problemas.
Segundo: Recuperar el sueño perdido. Si llueve no tienes que salir de casa (si aún conservas la casa), si trasnochaste, no tienes porqué madrugar, si tu pareja está malita, tendrás todo el día para hacer tú la compra en el supermercado.
Tercero: Ponerte al día. Y tienes todo el día para ello, ver esos programas de la tele que antes no podías, leer-leer-leer y con eso aprender, poner ya de una vez por todas las cortinas en la ventana, arreglar el puñetero grifo que gotea, estar una hora en el bar (si te llega para el café) tomándote el café y charlando con el camarero y criticando a los políticos, y mirando las tías (o tíos) buenas que pasen por la calle, hacer turismo por tu calle, etc. etc.
Cuarto: Reciclarte. No te empecines en buscar trabajo de lo que ya hacías, ríete del mundo y hazte payaso, o barman, o toyboy (si te lo permite tu cuerpo), o afilador de cuchillos y navajas, o asesino a sueldo, o controlador de infieles, o espía a tiempo parcial, chivato de los chinos (les informarás de todos esos bares que están en crisis para que ellos los cojan y pongan los cafés a un euro), o entrenador de palomas callejeras, o detector de coches que no han pasado la ITV, o mirón de barrio, o paseador de niños.... échale imaginación y recíclate.
Quinto: Aprender. Del mundo que te rodea y antes no veías porque estabas 10 horas diarias encerrado en un despacho. De los libros de viajes, de los concursos de la tele, de la inglesa nativa que tienes por vecina (y la rusa, la alemana, la holandesa, la china...), por eso del idioma ya sabes, no por otra cosa. Aprende del chico que criticabas por frikki, te lo recomiendo, porque es un experto en informática y redes sociales. Del "segurata" del pub (por el tema de repartir hostias y poner cara de bulldog). Aprende de la gente que sonríe, aprende optimismo, aprende seguridad en ti mismo, aprende geografía, aprende a hacer genuflexiones, a pintar paredes, a planchar y cocinar, a correr, a vivir, a querer a los que te rodean, ¡aprende a quererte a ti mismo!
Sexto: Visitar ¡ya! a esos familiares, amigos, ex-amigos, ex-conocidos, conocidos; preocúpate por ellos, dales un abrazo, el último euro que te queda, la mejor de tus sonrisas, reconcíliate si te enfadaste porque ahora tienes tiempo, tienes ganas, no necesitas más peso en tu corazón y sí necesitas estar menos solo.
Séptimo: Cuidar tu imagen al completo, por dentro y por fuera, de arriba abajo y de abajo arriba, con sinceridad, con ánimos y un punto sexy. Higiene absoluta, bien peinadito siempre, nada de salir a la calle con el pijama puesto y las greñas en los ojos en plan "todo me importa una mierda", anda con paso seguro y siempre hacia adelante; hacia atrás sólo para coger impulso.
Octavo: ¿No querías limpiar el garaje y tener por fin las herramientas a mano? Ahora es el momento, mejor hoy que mañana, que igual mañana tienes trabajo y de nuevo lo dejarás "a su aire".
Noveno: Ser el mejor padre del mundo, ahora ya puedes ir a recoger a tus niños del cole, asistir a su partidito de baloncesto, hacer casitas con la niña de tus ojos, llevarla al parque y ver cómo crece y estar ahí para que no le venga el noviete de la clase y le cuente mentiritas.
Décimo: Volver a amar a tu pareja, ya no tienes la excusa del cansancio y el stress del trabajo, um, también se te acabaron las reuniones de empresa, ya sabes, empieza a montártelo de otra manera, ya te digo yo, ¡se puede!
 
Siempre, siempre, sé una buena persona, toma el sol en su justa medida, haz ejercicio físico y mental, no seas un quejica: estás en paro ¡NO ERES UN PARADO! Muévete.
 
 


¡SOCORRO, PERSONAS TÓXICAS!

A continuación voy a transcribir lo que MIGUEL DE LA GUARDIA (Catedrático de Química Analítica de la Universitat de Valencia) escribió el día 16 de Agosto en el diario LEVANTE, en la página 18 dedicada a artículos de opinión, en la sección "La ventana", artículo titulado "GENTE TÓXICA", no lo transcribo entero pero casi, y lo hago porque además de totalmente cierto, me parece muy interesante. Con su permiso Sr. De la Guardia y también con el permiso del diario Levante (disculpen las molestias si las causo pero como no me dedico al plagio, he indicado con todo detalle los datos del autor y la plataforma de publicación. Gracias.
 
 
" No sé si se habrán dado cuenta de que últimamente abundan los libros sobre la gente tóxica y las relaciones tóxicas, amén de que el vocablo se ha ido incorporando a nuestro uso cotidiano del lenguaje; de manera que hemos acabado por asociar la toxicidad antes con nuestros semejantes que con cualquier tipo de veneno y el riesgo es que acabe convirtiéndose en un elemento más para descalificar a nuestros enemigos.
...
Si usted es envidioso, no lo dude, su personalidad es tóxica para los demás y, en especial, para usted mismo y haría bien en analizar sus comportamientos y deshacerse de esa carga que le inhabilita para disfrutar de su vida al estar permanentemente pendiente de los otros.
Si usted es egoísta su grado de toxicidad será directamente proporcional a su nivel de egoísmo, lo que no imprime inevitablemente un carácter tóxico a su personalidad y comportamiento, pero constituye un factor de riesgo. No lo dude, si es capaz de anteponer a los otros a su propio interés más temprano que tarde acabará encontrando enormes compensaciones a su conducta.
Si su soberbia se manifiesta en una vanidad exagerada, no lo dude, su presencia será inaguantable hasta para los que le adulan y de nada sirve que usted tenga méritos sobrados, no olvide que una buena dosis de humildad hace digerible cualquier situación.
La ira es un excelente ingrediente que potencia la toxicidad de las conductas y tiene efectos adversos sobre nuestros conocidos y letales sobre nuestros amigos y familiares. Si a lo anterior se une la vanidad, el resultado es terrible y contribuye decisivamente a minimizar las virtudes y aciertos de los otros mientras se exacerba la gravedad de sus errores, haciendo desgraciados a nuestros amigos y subordinados.
El pesimismo predispone al comportamiento tóxico y es terriblemente contagioso. Si usted tiene propensión a ver el vaso semivacío, trate de ejercitar su pensamiento positivo, será más feliz y su compañía resultará más atractiva para quienes le rodean, en especial en estos tiempos de crisis en los que no abundan las buenas noticias.
Espero que de lo anterior hayan sacado la conclusión de lo importante que es desprenderse de comportamientos tóxicos para evitar dañar a sus semejantes y también para poder ser felices ustedes mismos, por lo que tan importante es evitar a las personas que nos complican la vida como comportarnos nosotros mismos como individuos tóxicos."
 
Enhorabuena por este maravilloso artículo, señor catedrático.
 
Y ahora, señores lectores, tomen nota de cuál es su punto y nivel de toxicidad y pongan remedio cuanto antes, que los demás ya estamos hartos de que nos envenenen, especialmente por culpa de los adictos a las redes sociales.
Salgan a dar un paseo y tomarse algo en una buena cafetería de su ciudad, relájense y retomen de nuevo esas olvidadas relaciones cara a cara, donde las miradas y las sonrisas son tan hermosas y dicen tantas cosas que no se pueden escribir ni fotografiar ni colgar en el muro para que "me vean todos".
 
 


FRASES SIEMPRE VÁLIDAS



Frases que he leído en algún libro (no puedo dar referencias, sólo decir que no son mías):
 
- Impermeable a la brutalidad y al egoísmo.
- Esperaba encontrar en hombres perdidos un lugar para perderme.
- La tenue línea que separa la obsesión de la locura.
- Siempre estuve del lado de los malos.
- Elevar la manipulación a la categoría de arte.
- Intentad que la palabra tarde no rime con la palabra cobarde.
- Abandonar un sueño es como morirse por fascículos.
- Gente que muere de nada por culpa del miedo al riesgo.
- Adoro cómo me odias.
- Hollywood: meca falaz para intrigantes ególatras. Ciudad plagada de corazones rotos, sueños hechos añicos y esperanzas frustradas.
- Lo que pudo haber sido, lo que tenía que ser, lo que nunca será.
- ¿Morirías por mí?... Mataría por ti.
- Uno sale vivo, pero no sale impune.
- El temor: el mayor de los afrodisíacos.
- Nunca eliges a tu verdugo.
- Si puedo hacer esto, puedo hacer cualquier cosa.
- Éxito: alto nivel de concentración, seguridad en ti mismo y actitud positiva ante la vida.
- Luchar por alcanzar los sueños y objetivos pese a los malos momentos, merece la pena persistir ya que no hay nada más gratificante como saber que has luchado por tus sueños y tarde o temprano se han cumplido.
- Una vez que has cruzado ciertas líneas, nunca dejas de cruzarlas.
- La perspectiva, la distancia, tener el horizonte en la vista, siempre da ideas útiles e inesperadas.
- Los elementos clave solamente se descubren en los pequeños detalles.
- Actuar, no postergar.
- Buscar cosas aparentemente innecesarias, pero imprescindibles.
- Conseguir: paciencia y perseverancia.
 
Por alguna razón estas frases me gustaron y las apunté, algunas pertenecen al libro "PARADOXIA" que tanto me influyó a mí como escritora, otras a Risto Mejide, y otras las leería en algún otro libro o revista. Cada cual que se las acople como mejor le parezcan.
 
 


DORIS LESSING Y SU LIBRO "DE NUEVO, EL AMOR"

DORIS LESSING, escritora británica, esto es una parte de lo que dice la Wikipedia en su perfil, no puedo juzgar a la escritora porque sólo he tenido un libro suyo en las manos, no puedo juzgar su trayectoria personal ni profesional para poder decir si estoy de acuerdo o no con este artículo, lo único que puedo decir es que ese libro suyo que estoy leyendo es "DE NUEVO, EL AMOR", tiene más de 400 páginas, voy por la 233 y ya no puedo soportarlo más, he dicho ¡BASTA! es lo más aburrido, incomprensible, sin interés y que menos engancha de los cientos de libros de todo tipo de géneros y autores que he leído en mis más de 40 años de lectora empedernida. He dicho que no y no, NO sigo leyendo ni una línea más, y ello me pesa porque soy de las que se leen de principio a fin hasta los panfletos del Telepizza, pero esto es superior a mis fuerzas.
Pasará a la historia de mi lista interminable de libros como el único que no fui capaz de terminar.
Eso es todo lo que puedo decir. Si a otros les ha gustado este libro, me alegro, que yo soy respetuosa y ya sé que cada cual tiene sus propios gustos.
-------------------------------------------------------------------

Wikipedia

"Crítica a la obtención del Premio Nobel

La crítica literaria en general tomó la concesión del Premio Nobel de Literatura a Doris Lessing con sorpresa y escepticismo, debido a que no contaba en las quinielas al galardón del 2007, a pesar de ser una "eterna candidata". Autores como Ana María Moix,[5] Germán Gullón,[6] José María Guelbenzu[7] o Mario Vargas Llosa[8] alabaron sus méritos literarios tras la concesión del galardón, lo mismo que dos de sus traductores, Carlos Mayor y Dolors Gallart.[9]

El crítico estadounidense Christopher Hitchens se refiere al Nobel de Lessing diciendo: "Uno queda estupefacto al ver que, al menos por una vez, el comité del Nobel ha hecho realmente algo honorable y meritorio..."[10]

Sin embargo, algunas voces críticas se han alzado contra esta decisión:

  • El crítico literario estadounidense Harold Bloom tildó la decisión de la Academia Sueca de "políticamente correcta". "Aunque la señora Lessing al comienzo de su carrera tuvo algunas cualidades admirables, encuentro que su trabajo en los últimos 15 años es un ladrillo... ciencia ficción de cuarta categoría."[11]
  • El crítico literario alemán Marcel Reich-Ranicki desde la Feria del Libro de Fráncfort consideró el Nobel como una "decisión decepcionante". "La lengua inglesa tiene escritores más importantes y más significativos como John Updike o Philip Roth."[12]
  • También Umberto Eco, en el mismo foro, a pesar de considerar que la autora merecía el premio, admitía su sorpresa por la decisión declarando: "es extraño que el premio lo vuelva a ganar un autor de lengua inglesa tan poco tiempo después de Harold Pinter."[12"

 

COSAS QUE ME GUSTARÍA TENER

-Salud, dinero y amor (exactamente en este orden).
Y no necesariamente en este orden:
 
-Una rana que siga siendo rana después de besarla.
-Un príncipe que siga siendo príncipe después de besarle.
-Una casa frente al mar.
-Un coche con cristales tintados y chófer.
-Un guardaespaldas, o tres, estilo Kevin Costner, of course.
-Un autobús privado.
-Un jet privado.
-Salud de hierro.
-Dinero a mogollón.
-Un amor verdadero.
-Una hamaca en el jardín.
-Flores frescas en el jarrón.
-Un portátil de color rosa.
-El poder de la invisibilidad.
-Un coche descapotable de 2 plazas.
-Una docena de maletas.
-Todos los libros del mundo.
-Un chico guapo y cariñoso que me espere cada tarde con una flor en la mano.
-Un chico macizo y buenorro que me lleve al infinito.
-Un chico dulce y sincero que me alegre la vida.
-Un café siempre a mi gusto.
-Un entrenador personal.
-Un animal de cada especie (excepto cucarachas y algún que otro insecto).
-Memoria selectiva.
-Éxito profesional.
-Ocho horas seguidas de sueño profundo sin pesadillas.
-Un chico que sea de mi planeta.
-Una camiseta que diga "Me gusta estar sola. Por favor, no me hables".
-Una llave que lo cierre todo.
-Otra llave que lo abra todo.
-Una mariposa amaestrada.
-Los besos de Félix (el otro protagonista de "Asesinos invisibles").
-El elixir de la eterna felicidad.
-Un ático de lujo en Los Ángeles-California-USA.
-Una canción de Alaska dedicada.
-Una calle con mi nombre en mi ciudad.
-La mejor mesa en la mejor terraza del mejor café del mundo, reservada sólo para mí (permanentemente).
-Un iceberg en lugar de corazón.
-El poder de dominar los elementos.
-Un vestidor de 10 metros cuadrados (como mínimo).
-Una casa que se limpie sola.
-Una sonrisa siempre en la cara.
-Un millón de tiritas.
-Un billete de ida al fin del mundo.
-Un despacho de escritora de 30 metros cuadrados (como mínimo).
-Un equipo completo de montaje audiovisual en mi despacho.
-El poder de hacer que todo se pare menos yo.
-La ilusión permanente de nunca desilusionarme.
-Unas gafas especiales para verlas venir.
-Sólo belleza a mi alrededor.
-Sólo silencio a mi alrededor.
-Sólo la nada a mi alrededor.
-Sólo mis cosas y yo.
 
Y un refugio, y una tarde de lluvia, y un campo de margaritas, y un banco donde sentarme, y una espera finita, y un beso increíble, y una nube viajera, y un sueño cumplido, y una carta de amor, y un abrazo inolvidable, y una promesa real, y un final feliz.
 
 
 


CLASES DE PUERTAS


Hay puertas abiertas y puertas cerradas. Hay puertas cerradas que se abren y hay puertas abiertas que se cierran. Hay puertas entornadas. Puertas cerradas a medias. Puertas cerradas con cerrojo. Puertas abiertas de par en par. Puertas medio abiertas. Puertas con mirilla para ver quién llama. Puertas de madera, puertas lisas, puertas con molduras, puertas blindadas. Hay puertas cerradas con llave; puertas cerradas con llave, cerrojo y cadena.
Hay puertas pequeñas, puertas grandes, puertas de juguete, puertas encajadas, las hay que se deforman, las hay ignífugas, las hay de colores, las hay pintadas de negro.
Hay puertas que cierran habitaciones, y puertas que cierran la casa. Hay puertas que siempre están abiertas y puertas que jamás volverán a abrirse.
Hay puertas mal hechas, hay puertas bonitas, hay puertas muy caras, hay puertas correderas, abatibles, de ensueño, con cristales, con espejos, doble puertas, puertas gruesas y puertas finas, hay puertas muy feas. Hay puertas que chirrían, puertas silenciosas, puertas de muestra y puertas infinitas.
Hay puertas que nunca debieron abrirse y puertas que cuesta cerrar.
Puertas que dan a la calle, puertas con cartel que dice “Llamar antes de entrar”, puertas sucias y puertas impecables. Hay puertas que llaman la atención y hay puertas falsas. Hay puertas castigadas y puertas soldadas a la pared. Puertas electrificadas, puertas protegidas, puertas destrozadas.
Hay puertas que esconden algo al otro lado, hay puertas transparentes, hay puertas que producen sueños y puertas que hacen daño.
Hay puertas que separan y hay puertas que reciben.
Hay puertas que se abren muchas veces y hay puertas que una vez se cierran nunca más vuelven a abrirse.
También hay portazos, pero de ellos hablaremos otro día.